• February 7, 2023

Ultimas Noticias :

Miembros de la comunidad están solicitando fondos para poder recomprar lotes baldíos

El estado tomó estas propiedades para ampliar la I-70. Ahora son lotes baldíos y la comunidad los quiere de vuelta.

Los miembros de la comunidad están solicitando fondos para recomprar la tierra.

En 2016, cuando Colorado comenzó a trabajar en un plan polémico para ampliar la I-70, el estado reubicó a los residentes de Elyria-Swansea cuyas casas y negocios se interponían en el camino.

El Departamento de Transporte de Colorado (CDOT) adquirió 74 propiedades a través del dominio eminente como parte del controvertido proyecto de $1,200 millones que redujo la carretera, demolió el viaducto que divide el vecindario y construyó un parque en su lugar.

El CDOT pagó a los propietarios e inquilinos para que se mudaran a nuevas viviendas y para que algunos inquilinos se convirtieran en propietarios a través de la asistencia para la reubicación. Pero algunos residentes afectados en ese momento lucharon por encontrar una vivienda que se ajustara a sus necesidades y cumpliera con los requisitos federales en un mercado competitivo. Otros tuvieron que abandonar el barrio al que habían llamado hogar durante años.

Ahora, algunas de esas propiedades tomadas de los residentes y dueños de negocios están vacías como lotes de tierra, en última instancia, no forman parte del proyecto permanente. Con la construcción terminada en noviembre, la comunidad quiere recuperar las parcelas para construir viviendas en ellas.

No está claro por qué el estado tomó propiedades de los residentes que finalmente quedarían vacías.

“El proyecto no compró casas o negocios innecesariamente”, dijo Stacia Sellers, vocera del CDOT. “Si se determinara que se necesita propiedad adicional, evaluaríamos qué parte de la propiedad se vería afectada. Si los impactos a la propiedad fueran significativos y alteraran la funcionalidad de la propiedad, compraríamos la propiedad completa. Las parcelas remanentes son principalmente pequeñas porciones de tierra”.

CDOT no proporcionó respuestas sobre el uso de parcelas específicas durante el proyecto, y la empresa constructora, Kiewit, no respondió a las solicitudes de comentarios.

La directora ejecutiva de CDOT, Shoshana Lew, dijo que tener propiedades sobrantes es normal para un proyecto de construcción de este tamaño, ya que algunos terrenos se pueden usar temporalmente para cosas como espacio de oficina que se retira al finalizar un proyecto.

Pero las parcelas vacías no son todas pequeñas porciones de tierra.

Y con el proyecto terminado, los miembros de la comunidad quieren lo que había antes: vivienda.

Los residentes de mucho tiempo en Elyria-Swansea han visto aumentar el valor de las propiedades a lo largo de los años y se preocupan por la gentrificación en curso, especialmente ahora que un gran parque comunitario se encuentra donde solía estar un viaducto en ruinas. Al observar los lotes baldíos, los defensores de la comunidad ven una oportunidad para construir viviendas.

Este es uno de los lotes baldíos junto a la I-70, en Elyria Swansea. (Foto: Kevin J. Beaty/Denverite).

Algunas de las parcelas se encuentran en áreas más industriales que no son aptas para el desarrollo comunitario. Pero algunos se encuentran al final de los bloques residenciales con casas unifamiliares y son lo suficientemente grandes como para construir nuevos edificios. Antes de la construcción, las propiedades al final de la cuadra frente a la I-70 estaban adyacentes al imponente viaducto, con la carretera retumbando sobre sus cabezas. Hoy en día, los lotes vacíos todavía están al lado de la I-70, pero es mucho más tranquilo con la carretera bajada.

Las regulaciones estatales exigen que el CDOT haga tasar la propiedad y la venda al valor de mercado. Es casi seguro que los precios de los lotes sobrantes serán más altos que lo que el estado pagó originalmente a los residentes, ya que los valores de las propiedades han aumentado y el proyecto I-70 en sí disminuyó la prominencia de la carretera y trajo un nuevo parque.

“Es un poco irónico que el proyecto en sí haya aumentado el valor”, dijo Nola Miguel, codirectora del grupo comunitario GES Coalition. Con GES Coalition, Miguel ha estado solicitando fondos estatales y federales para comprar terrenos para un fideicomiso de tierras para la comunidad.

La concejal Candi CdeBaca representa a Elyria-Swansea y se organizó en contra del proyecto como activista antes de su elección al Concejo. Ella ve el esfuerzo por recuperar la tierra como relacionado con los movimientos de Regreso a la Tierra Indígena, así como los esfuerzos en todo el país para reparar el daño causado por el desarrollo de la carretera que separó a los vecindarios de bajos ingresos y no blancos como el suyo en la década de 1960.

“Es exasperante caminar por mi comunidad y ver que hay parcelas remanentes que alguna vez fueron vecinos”, dijo. “Pero sí creo que la mejor solución es simplemente devolver la tierra a la comunidad”.

CDOT dice que esperan tener evaluaciones en algún momento en 2023. Los registros de propiedad muestran que CDOT pagó $285,000 por 4625 Milwaukee St. en 2018, pero no está claro cuánto pagó el estado por las otras dos propiedades.

Read Previous

Se cobrará 10 centavos por bolsa de plástico y papel

Read Next

Broncos NO lograron romper la mala racha