• February 7, 2023

Ultimas Noticias :

Plan para aliviar la presión sobre Denver

El plan de Colorado para aliviar la presión sobre Denver: transportar en autobús a los migrantes y a los trabajadores estatales que se ofrecen como voluntarios en los refugios.

Polis hizo que 31,000 empleados estatales fueran elegibles para licencia administrativa si se ofrecen como voluntarios en los refugios de emergencia de Denver.

Para aliviar la presión sobre los espacios de refugio improvisados y existentes de Denver, Colorado planea transportar a los migrantes y solicitantes de asilo que han estado llegando a Denver durante semanas a otras ciudades de los EE. UU.

Polis también extendió una oferta de licencia administrativa a los 31,000 empleados del estado si se ofrecen como voluntarios en los refugios de emergencia de la ciudad.

El estado ha ayudado a organizar autobuses fletados para que grupos de migrantes lleguen a sus destinos a partir de esta semana.

Polis dijo que la coordinación de los viajes en autobús tiene como objetivo poner “la agencia y la toma de decisiones del migrante en primer plano”. Polis describió su política como “totalmente diferente” de lo que hicieron los gobernadores republicanos el año pasado al enviar inmigrantes en viajes no anunciados a ciudades de los EE. UU.

El estado dijo que se estaba asociando con dos organizaciones sin fines de lucro para ayudar a los migrantes a mudarse a sus destinos previstos, donde algunos pueden tener amigos o familiares esperándolos. Hasta ahora, dijo Polis, muchos de los que llegaron y abrumaron los refugios existentes y de emergencia de Denver en realidad planearon estar en Miami, Nueva York y Chicago.

Los migrantes no tienen que demostrar que tienen amigos o familiares en otras ciudades, pero Polis dijo que los administradores de emergencias locales están coordinando la llegada de grupos más grandes de migrantes con otras ciudades.

“Les preguntamos. Muchos de ellos tienen familiares o amigos, y por eso se dirigen a las áreas a las que se dirigen”, dijo Polis. “Pero no nos metemos en interrogar a la gente. Simplemente honramos su agencia y sus objetivos”.

El estado está trabajando con dos organizaciones sin fines de lucro que tiene la tarea de asegurarse de que las organizaciones sin fines de lucro en otras ciudades estén al tanto de la llegada de los autobuses fletados y de organización interreligiosa del grupo.

Además intentan asegurarse de que las necesidades de los migrantes se satisfagan en sus destinos y que no lleguen sin saber a dónde ir y también se asegura de que los inmigrantes entiendan que no se les obliga a irse y que pueden quedarse en Denver si así lo desean. Muchos inmigrantes que han estado en Denver durante varias semanas en este momento tienen la intención de mudarse a otras ciudades, pero los retrasos por el clima y los viajes en autobús cancelados han limitado su capacidad para salir. La medida del estado debería ayudar a aliviar la presión sobre los recursos disponibles de Denver, pero tendrían una mejor idea la próxima semana si la estrategia está dando sus frutos.

Hasta el jueves, más de 3,700 migrantes han llegado y recibido ayuda en Denver. Casi 1,700 están actualmente protegidos por la ciudad o por organizaciones asociadas.

Según un correo electrónico enviado por Polis a las agencias estatales, los trabajadores estatales son elegibles para hasta 16 horas de licencia administrativa hasta el 20 de enero. Una medida anterior del gobernador el mes pasado permitió que los trabajadores también se ofrecieran como voluntarios durante 16 horas.

El gobierno estatal ha puesto a disposición unos $5 millones para los costos relacionados con la llegada de migrantes. La mitad de eso se asignó a la respuesta de Denver, pero Polis dijo que cualquier ciudad del estado puede solicitar el dinero. Polis dijo que instó a la Administración Biden a ofrecer un esfuerzo más coordinado para reasentar a las personas que llegan y ofrecerles el Estatus de Protección Temporal, así como permisos de trabajo a los inmigrantes elegibles que llegan a los EE. UU. ahora.

El jueves, Joe Biden anunció un nuevo plan de inmigración que permitiría que hasta 30,000 inmigrantes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela ingresen legalmente a los EE. UU. si cumplen con ciertos requisitos financieros.

La medida también permitirá que las autoridades federales de inmigración nieguen solicitudes de asilo para personas de esos cuatro países si cruzan a los EE. UU. sin autorización.

Read Previous

Argentina se llevó la Copa…

Read Next

28% de los estadounidenses dicen que conocen a alguien que pudo haber muerto por vacuna COVID