Ultimas Noticias :

Por si te interesa

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Isaias 60:1 Levántate, resplandece, porque ha  llegado tu luz y la gloria del Señor ha amanecido sobre ti.

Me valdré de este poderoso texto para retar las tinieblas. Primero preguntare para quién o a quién va dirigido el texto inicialmente? La respuesta es clara: para el que duerme, para el que está acostado, para el que todavía piensa que es de noche, que aún es tiempo de dormir. Levántate es una orden para el que está acostado. Resplandece es una orden para el que tiene luz, son dos distintas verdades en un mismo ser. Muchos están acostados y como de noche, pudiendo brillar, actuar, hacer; dado que ya tienen la luz internamente en ellos pero es una luz latente, es decir que tienen un bombillo, un foco de gran capacidad lumínica pero no han encendido el interruptor.

El sacrificio de Jesus fue tan poderoso que además de muchas otras cosas nos instaló una luz muy fuerte, la puso dentro de nosotros, por eso nos deja saber que somos luz del mundo, de otra forma Dios sería mentiroso. 

Sin embargo muchos hoy en día pudiendo encender el foco lo tienen todavía apagado y eso es porque en su mentalidad todavía es de noche. Pero el texto (que fue escrito por Isaias bajo iluminación del Espíritu Santo) nos dice que debemos cambiar de posición, es decir debemos salir de acostados a levantados. Debo decir que si seguimos acostados no corremos el riesgo de seguir a oscuras, seguiremos a oscuras por seguro.

El texto nos dice: Porque ha llegado tu luz: ha llegado, es decir ya llegó. ¿A quién se refiere esa luz?  Bueno la respuesta nos la da la misma biblia en Juan 1:9 que nos dice: Aquella luz que alumbra a todo hombre, venía a este mundo, en Juan 1:4 se nos informa: En él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres. No cabe duda que la luz que ha llegado a nosotros es Jesucristo el mesías. No es que nosotros tengamos luz en nosotros mismos sino que Jesus es nuestra luz y ahora él vive en cada uno de nosotros, y cuando digo nosotros hablo de los que le reciben.  

Los que no creen en Él como hijo no reciben a  Dios como Padre, los que no creen en Él como luz, no serán por el iluminados, los que no creen en Él como Señor no podrán acceder a la autoridad del Reino.

Por último el texto nos deja saber que la gloria de Dios ha venido sobre nosotros es decir la luz que ha venido de acuerdo a lo que hemos leído es precisamente nuestra gloria. 

Vivimos bajo un sistema religioso interesado en hacer de los hijos creyentes, de los creyentes siervos y de los siervos instrumentos manipulables, ovejas para esquilar para su propio beneficio pero jamás ese se interesara en llevar una oveja a la posición de hijo, nunca querrá levantar al acostado ya que una persona que se levanta instantáneamente prendera el foco, su luz será vista. Eso para la religión no es aceptable, pero en el Reino es una obligación que salgamos de la ignorancia (tinieblas) y entremos a la luz (conocimiento) La decisión seguirá siendo suya, y las consecuencias, los frutos también.

Por último dejo un versículo más para que nos cierre el círculo de esta revelación poderosa.

 Efesios 5:14 Por esta razón dice: Despierta, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St Englewood, CO 80113. Tel: 720-218-3890
Horarios de servicio Domingos 11:00 pm Busquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.

Le esperamos.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Preocupa salud mental de médicos y de trabajadores médicos

Read Next

Semana de Clásicos

Leave a Reply

Your email address will not be published.