De Interés

Protestan por refugios para solicitantes de asilo

» Residentes de Mexicali

Sin lugar a dudas, la inmigración proveniente de países sureños y centroamericanos entre otros, esta afectando a los Estados Unidos y a México.Residentes de Méxicali, se reunieron el lunes por la noche, para protestar contra el plan del gobierno federal mexicano de convertir una tienda de comestibles que ha permanecido cerrada en un refugio para los solicitantes de asilo que han sido enviados por funcionarios de los Estados Unidos de regreso a México para esperar la resolución de sus casos de inmigración.

La protesta se produce al ver que el gobierno federal mexicano avanza con planes para abrir dos refugios en el estado de Baja California: uno en Mexicali y otro en Tijuana, para las familias solicitantes de asilo.

Al rededor de casi 200 residentes y niños declaraban su oposición del refugio, acompañados de letreros amarillos que declaraban su oposición a la colocación de dicho refugio que quedaría en un área cerca de escuelas, negocios y hogares. En coro decían: “No al refugio”, “¡No lo queremos!”.
El portavoz del gobierno federal mexicano en Baja California, Abraham Salcido, dijo en respuesta a la oposición, que el estado del norte siempre ha sido “una tierra de migrantes”.

Agrego que las preocupaciones de los opositores de que los solicitantes de asilo están trayendo enfermedades e inseguridad a la ciudad fronteriza “no son ciertas”.
Salcido Dijo también que se espera que ambos refugios abran sus puertas en unas dos semanas, y que se espera que los refugios alberguen inicialmente a unos 300 solicitantes de asilo, pero tendrá capacidad para varios miles de personas.

Los refugios son la respuesta del gobierno mexicano a un cambio importante en la política de asilo de los Estados Unidos.
Hasta hace poco, las familias solicitantes de asilo podían esperar en los Estados Unidos mientras sus casos avanzaban por el sistema de tribunales de inmigración, pero en medio de una reciente ola de migración de Centroamérica a la frontera entre Estados Unidos y México, los funcionarios de inmigración de Estados Unidos cambiaron las reglas.

El cambio era necesario para disuadir a los migrantes de hacer la caminata hacia el norte. En el mes de enero, Seguridad Nacional implementó la política en Tijuana y la ha expandido gradualmente a lo largo de la frontera suroeste.
Según el Instituto Nacional de Migración del gobierno mexicano, dijo que entre el 29 de enero y el 11 de julio del presente año, los funcionarios de inmigración de Estados Unidos, enviaron a casi 20,000 personas de regreso a México para esperar decisiones sobre sus casos de asilo.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: