Próxima gran lucha laboral del Capitolio: si permitir que trabajadores públicos locales se sindicalicen

Un próximo proyecto de ley otorgaría a miles de empleados públicos de Colorado un asiento en la mesa de negociaciones.

Un proyecto de ley que otorgaría a más empleados públicos en Colorado el derecho a sindicalizarse se perfila como la próxima gran lucha laboral en el Capitolio estatal en Colorado.

La propuesta, que parece que será patrocinada por la líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Daneya Esgar, demócrata de Pueblo, permitiría a las personas que trabajan para las ciudades, condados, escuelas, hospitales públicos y otras entidades gubernamentales locales el derecho a negociar colectivamente.

Sería una gran expansión de los derechos laborales para aquellos trabajadores, que actualmente pueden formar sindicatos pero no tienen poder de negociación sobre sus condiciones de trabajo, a menos que sean reconocidos por los votantes o por la organización para la que trabajan.

“Queremos asegurarnos de que no importa dónde viva, tiene derecho a negociar”, dijo Esgar.

Aunque la medida no se ha presentado y muchos detalles aún están cambiando, los grupos laborales dicen que es la última pieza importante en su largo esfuerzo por expandir la negociación colectiva para los trabajadores en Colorado.

Es importante recordar que en el 2020, los legisladores demócratas aprobaron una medida que permite al sindicato a casi 28,000 trabajadores estatales negociar colectivamente.

Los defensores laborales obtuvieron otra victoria el año pasado cuando aprobaron una controvertida ley que otorga a los trabajadores agrícolas el salario mínimo, la negociación colectiva y otras protecciones.

“Este es el asunto pendiente de asegurar que todos los habitantes de Colorado tengan la libertad de afiliarse a un sindicato”, dijo Dennis Dougherty, director ejecutivo de la AFL-CIO de Colorado.

El esfuerzo de este año obtuvo la oposición temprana  de  los  conservadores y grupos del sector público, incluida la Liga Municipal de Colorado, una poderosa organización  de  defensa  que representa a ciudades y pueblos que argumenta que la medida infringiría inconstitucionalmente el control local.

“Los gobiernos  locales y sus votantes están totalmente equipados  para  poder tener la conversación localmente y determinar qué es apropiado”, dijo Kevin Bommer, director ejecutivo del grupo.

La conservadora organización sin fines de lucro, Advance Colorado Action dice que gastará seis cifras en una campaña publicitaria digital y por correo directo contra la medida, contra el gobernador Jared Polis y los legisladores demócratas. Y el Instituto Advance Colorado,  dice que demandará para anular la propuesta si se convierte en ley.

El senador estatal Bob Gardner, republicano de Colorado Springs, argumenta que sin límites a las huelgas, la medida daría demasiado poder a los empleados públicos.

“Es una pieza de influencia extraordinaria e inimaginable que se entrega a los empleados públicos”, dijo Gardner.

Pero hay otro gran obstáculo para los defensores del proyecto de ley: obtener la aprobación del gobernador.

Según el portavoz, Polis no apoya el proyecto de ley “en su forma actual”, dijo el portavoz Conor Cahill, aunque no citó ninguna parte específica del proyecto de ley.

“El gobernador se enorgulleció de firmar una legislación que brinda negociación colectiva a la fuerza laboral estatal al mismo tiempo que logra un equilibrio entre la negociación colectiva y la representación electa”, dijo Cahill en un comunicado.

“La puerta está abierta a una legislación mucho más limitada para expandir la negociación colectiva y el gobernador espera que los defensores involucren a los gobiernos locales más temprano en este proceso”.

La pandemia de coronavirus puso de manifiesto lo esenciales que son los trabajadores  públicos para la sociedad, dijo Esgar.

Pero aunque ya existen leyes que otorgan a la mayoría de los trabajadores del sector privado el derecho a organizarse y  obligar  a sus empleadores a sentarse a la  mesa de negociaciones, los habitantes de  Colorado  que trabajan para el gobierno local, las escuelas, los hospitales públicos y las universidades no tienen esa capacidad.

“Muchos héroes públicos cotidianos que cuidan a nuestros hijos, despejan caminos y responden a emergencias, no tienen derechos de negociación colectiva”, dijo Esgar. “(Este proyecto de ley) nos brinda una gran oportunidad para nivelar ese campo de juego y crear equidad y justicia para las familias trabajadoras en todo el estado”.

Varios trabajadores públicos locales han intentado sin éxito en los últimos años sindicalizarse bajo la ley actual.

El año pasado, las enfermeras y otros trabajadores de UCHealth y Denver Health intentaron formar un sindicato, pero sus esfuerzos no fueron reconocidos por sus empleadores.

En Colorado Springs, los votantes rechazaron una medida electoral de 2019 que habría modificado los estatutos de la ciudad para permitir que los bomberos locales formaran un sindicato.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Ex papa Benedicto XVI, acusado de saber que sacerdotes abusaron de niños y no hizo nada

Read Next

IRS requerirá escaneos de reconocimiento facial para acceder a sus impuestos en línea