Ultimas Noticias :

¿Qué Quieres Dios?

Por Pastor Pedro H Gonzalez
Nuestro más cordial saludo acompañado de un caluroso abrazo para cada lector de La Prensa de Colorado. Es mi mejor deseo que todas las cosas que usted este haciendo sean prosperadas, de hecho, es el deseo de Dios que en todo estemos siendo prosperados, yo solo me uno a ese deseo.

En la mente de Dios no hay malos deseos para nadie y creo que sería importante que nos detuviéramos a pensar que los deseos de Dios son también Su voluntad y que Su voluntad termina siendo expresada en palabras.

Llamo su atención para que note como se expresa Dios de usted: Amado, yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. (3 Juan 1:2)
Lo que usted acaba de leer es el deseo de Dios para su vida, para la de cada uno de nosotros. Entonces surge la pregunta, ¿Por qué la gente no prospera? Y entonces es muy fácil deducir que la razón es que estamos alejados de la voluntad de Dios, de sus diseños y deseos, de Su palabra, que es la que expresa Su voluntad.

No faltara quien me diga que mucha gente que está teniendo dificultades económicas esta también asistiendo a una iglesia o tiene una religión y les diré precisamente que nunca ha sido la idea de Dios que el hombre se convierta a una religión o a un dogma, credo o doctrina; realmente el deseo de Dios es que toda la humanidad se convierta al Señor, a Cristo Jesús; ya que en el están escondidos todos los misterios de la sabiduría, de la riqueza, de la salud, de la paz. No en vano la escritura se dirige a El diciendo Cristo poder de Dios, Cristo sabiduría de Dios. Es decir que en Cristo están todas nuestras respuestas, El es ciertamente aquel que todo lo llena en todo.
El ser humano por diseño tiene en su mente la idea de progresar, de avanzar, de prosperar, pero a medida que se va sumergiendo en el mundo se va apartando de Dios, el resultado es que termina desconociendo la voluntad de Dios, entendiendo la prosperidad de una forma distorsionada y alejado del verdadero significado de la prosperidad.

En el versículo que leímos hoy, notamos una palabra que es el eje central del tema de la prosperidad, allí decía: “así como prospera TU ALMA” y es que la prosperidad es una condición del alma no del bolsillo, ni de la cuenta bancaria.

El ser humano que ha entendido la prosperidad como un trabajo del alma, ríe con ganas, ama con intensidad, da generosamente, vive con pasión, piensa en grande, es ordenado, visionario, nunca ve el vaso medio vacío, no se queda con el problema, para el todo son oportunidades. Esa persona ha aprendido a disculpar rápidamente el error de otros y ve en esos errores sus mejores oportunidades.
Para esa persona no existe la frase imposible o no puedo.
Tampoco existe para ellos la palabra increíble, ellos han entendido que para el que cree todo es posible.

Jamás veremos un alma prospera enredarse en temas de odio ni en conflictos insolubles, ese tipo de personas van avanzando a tal velocidad que no tienen tiempo de odiar, no se detienen a censurar, están ocupados en otras cosas, ellos son altamente productivos, su mente no se detiene para quejarse, su velocidad es otra, son verdaderos dinamos que están en constante revolución.

Ellos impregnan cada ambiente donde llegan de otra atmosfera, ellos jamás serán afectados por lo que los demás hagan, piensen o digan, no dije que no lo tomen en cuenta, muy al contrario, ellos saben escuchar, toman el cuenta lo que otros dicen pero todo lo pasan por el filtro de su visión, de su inteligencia espiritual no racional, acomodan todo a lo espiritual y para ellos nada ocurre por coincidencia, siempre toman en cuenta la mente superior de Dios como el ordenador de los acontecimientos, hechos y circunstancias de sus vidas, por eso es que ellos nunca ven el problema sino la solución, sus mentes están alineadas a la mente perfecta de Dios y nunca jamás se verán a si mismas como una victima del mundo, ni como una viga de aguante de pruebas interminables, ellos no entienden a Dios como un ser examinador implacable sino que lo entienden como un padre amoroso, generoso, dador incontenible, misericordioso y lleno de gracia.
Este tipo de personas no puede concebir a Dios como un ser lejano ni pensarlo separado de la paz que, El procura para sus hijos.
¿Le estoy hablando de seres perfectos o dotados de cualidades y capacidades extraordinarias? No, le estoy hablando de gente que no tiene religión, sino que cree en Dios a la manera del Padre. Le hablo de personas que han trascendido la etapa de creyentes y han alcanzado el nivel de hijos, de escogidos, de llamados y se han atrevido a pensar de otra manera. Ese tipo de personas ha transformado su pensamiento y se han salido de la caja.

Usted los vera creando algo nuevo siempre, jamás quejándose, siempre emprendiendo algo nuevo, levantando los brazos caídos, transformando ámbitos de tristeza en atmosferas de alegría y paz, usted notara cuando llegan y cuando se van, usted sentirá la presencia de este tipo de personas solamente cuando pisen el mismo lugar donde usted se encuentre, ellas no pasan desapercibidas, ellas llevan a Cristo por dentro y Cristo mi amado lector se nota, se siente. Llegar a este nivel no es imposible, hay miles de personas que viven de constante en ese ritmo y usted lo puede lograr solo si entiende la voluntad de Dios para su vida. Amado yo deseo que seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma. ¿Puede usted oírle hablar? Si es así, bienvenido a la prosperidad a la manera de Dios.

Le invitamos a la celebración de nuestro 10 aniversario, seria una excelente oportunidad para conocerle. Domingo 9 de febrero a las 12:30 del día. No falte.
Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St
Englewood, CO 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.
Le esperamos.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

2020 GMC Sierra 1500 AT4

Read Next

Avanza propuesta HB20-1006

Leave a Reply

Your email address will not be published.