Reembolso TABOR, estrategía política

Más bien es solo una estrategía política electoral ya que las elecciones vienen muy pronto

El gobernador de Colorado y los demócratas revelan un plan para adelantar los cheques de reembolso de TABOR previstos para la primavera de 2023.

Los contribuyentes individuales recibirían $400 bajo el plan, mientras que las familias recibirían $800. El dinero se enviaría tan pronto como en agosto, antes de las elecciones de noviembre de 2022, en lugar del cronograma normal de la primavera de 2023.

Los habitantes de Colorado recibirían sus reembolsos de impuestos para el año fiscal actual hasta ocho meses antes según un proyecto de ley presentado el lunes por el gobernador Jared Polis y los legisladores estatales demócratas.

Los contribuyentes individuales recibirían $400 bajo el plan, mientras que las familias recibirían $800. El dinero se enviaría tan pronto como en agosto, antes de las elecciones de noviembre de 2022, en lugar del cronograma normal de la primavera de 2023.

“En lugar de que el gobierno se quede con el dinero, queremos asegurarnos de devolverlo a la gente”, dijo Polis en una conferencia de prensa en el Capitolio rodeado de legisladores demócratas.

El esfuerzo se produce en medio de la creciente presión del año electoral sobre el partido mayoritario del estado por la inflación y la economía.

“Es una política muy simple”, dijo Polis. “Revise su buzón a fines de agosto, principios de septiembre”.

Pero la realidad es que los detalles del plan son bastante complicados.

Los cambios serían posibles gracias a una cláusula en la Declaración de Derechos del Contribuyente que le permite a la legislatura determinar cómo reembolsar el exceso de ingresos fiscales a los habitantes de Colorado.

TABOR limita el crecimiento y el gasto del gobierno a la inflación y al crecimiento de la población. El personal legislativo no partidista espera un superávit de $2 mil millones sobre el tope de TABOR este año fiscal, que finaliza el 30 de junio, y un superávit de $1.56 mil millones el próximo año. La Oficina de Planificación y Presupuesto del Estado del Gobernador pronostica un exceso de TABOR de $2,200 millones este año, y de $2,000 millones y $1,300 millones en los próximos dos años.

Los cheques de reembolso representarían alrededor de $1,400 millones del superávit esperado en el año fiscal actual. El resto del dinero se reembolsaría a través de una reducción del impuesto sobre la renta y una expansión de las exenciones del impuesto sobre la propiedad residencial para personas mayores y veteranos discapacitados.

Si todavía queda dinero, se distribuiría a través de otra ronda de cheques más pequeños a los habitantes de Colorado.

La ironía del plan es que TABOR, es lo que los demócratas generalmente detestan, pero lo hace posible en su totalidad.

Pero es importante saber que a los habitantes de Colorado se les habría reembolsado el dinero de una forma u otra gracias a la enmienda de 1992 a la constitución estatal. Más bien es solo una estrategía electoral ya que las elecciones vienen muy pronto.

Otra estrategía  politica de Polis y los demócratas en la legislatura que ya han respondido ofreciendo una serie de medidas de alivio de tarifas, incluida una que retrasaría nueve meses la implementación a partir de julio de una nueva tarifa de gasolina de 2 centavos por galón. La tarifa fue promulgada por Polis y los demócratas a través de la aprobación el año pasado de un amplio proyecto de ley de financiación del transporte.

Pero desde luego que el gobernador negó el lunes que el plan sea una respuesta a la presión política que enfrentan los demócratas.

“Tiene que ver con la presión económica que enfrenta la gente de Colorado”, dijo. “No tendría sentido retrasar estos reembolsos solo porque este año es un año electoral. Este es el verano en el que sufrimos precios de gasolina de $4 por galón. Este es el verano en el que los problemas de la cadena de suministro conducen a precios más altos en los comestibles. Por lo tanto, es fundamental que actuemos lo más rápido posible para hacer llegar esto a la gente”.

Mark Ferrandino, un designado de Polis que dirige el Departamento de Ingresos de Colorado, dijo que el plan para adelantar los cheques de reembolso de TABOR no se trasladará a los próximos años. Claro es que es una estrategía politica.

La forma en que los demócratas planean distribuir los reembolsos de TABOR por adelantado es porque favorecería las elecciones venideras. El dinero normalmente se entrega en función del nivel de ingresos, y las personas con ingresos más altos obtienen reembolsos más grandes. Pero los reembolsos anticipados se liberarán a una tasa fija, lo que significa que los habitantes de Colorado de bajos ingresos recibirán más dinero del que recibirían de otra manera.

Según el sistema anterior, un contribuyente individual que gane hasta $47,000 al año recibiría un reembolso TABOR de $276, según el senador estatal Chris Hansen, demócrata de Denver. Eso supone que habría $ 1.4 mil millones en cheques de reembolso recortados.

Mientras tanto, alguien que ganara $263,000 o más habría recibido $871.

Los cheques de reembolso se distribuirían por correo y estarían firmados por el tesorero Dave Young, un demócrata que busca la reelección en noviembre.

Está previsto que los cheques lleguen a los buzones de correo de las personas antes del 15 de septiembre.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Vecinos buscan respuestas tras triple homicidio

Read Next

Llegó el draft de la NFL