Inspiración

Rescate de las generaciones

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Un saludo sincero para cada fiel lector de La Prensa. Van nuestros mas sinceros deseos por una vida en ascenso y en donde las bendiciones dadas por Dios sean manifiestas en cada área de su vida.

Como creyentes e hijos de Dios estamos llamados a ser, y hacer la diferencia, pero no es algo que ocurra como un acto de magia o por inercia, esto debe ser un proceso, constante, continuo e intencional.

La biblia nos define así en Mateo 5:13-16 Luz del mundo y sal de la tierra. Nos dice también la biblia que somos luminares en un mundo (Filipenses 2:15) y estos dos textos son solo un botón para muestra de lo que la biblia nos pide ser en este mundo caído.

La verdad es que la iglesia que es columna y baluarte de la verdad ha entrado en un tiempo de letargo donde generaciones enteras se han perdido por que la trompeta no está dando sonido claro.

Nos hemos dedicado a condenar al mundo y hemos olvidado el espíritu de la gran comisión, que es ir por el mundo y hacer discípulos a las naciones (no dice en las naciones, sino a las naciones). Como resultado nos dedicamos a “ministerios” irrelevantes que nada aportan a la labor de la iglesia, pero si que contribuyen a deteriorar la imagen de ella entre los que aun no creen, ya sea porque nadie les predica o porque su corazón esta endurecido.

No estamos preparando lideres suficientes, ni en las áreas adecuadas, ni para la tarea y el propósito correctos.

Hemos pensado erróneamente que hay que preparar solamente lideres eclesiásticos, gente que sea experta en orar, en predicar y hasta en dar consejería cristiana a parejas o a drogadictos y alcohólicos, esa es una agenda, necesaria, pero si nos estacionamos en ella, nos perdemos de vista lo mas clave e importante.
Las esferas de gobierno y poder están esperando que los hijos de Dios se sienten a gobernar en ellas, que el gobierno de Cristo se haga manifiesto desde allí.

Los pilares mas influyentes de nuestra sociedad están tomados por gente depravada, de corazón perverso y que hace leyes que van totalmente opuestas a la voluntad de Dios, pero la iglesia sigue empeñada en anclarse a la religión cuando su labor es de mas alto nivel. Imaginemos que pasaría si nos tomáramos en serio 2 Timoteo 3:16-17 ‘Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para ENSENAR, para redargüir, para corregir, para INSTRUIR en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra:
He resaltado intencionalmente dos palabras en el texto para que pensemos que tan claves son, como función que hemos olvidado, nos hemos servido de la escritura para reargüir, y para corregir, pero no para enseñar y menos para instruir.

Como resultado las generaciones se pierden irremediablemente; no es raro ver jóvenes que asisten a las congregaciones obligados hasta que tienen el poder de destetarse del hogar paterno y entonces cortan todo vinculo con la iglesia y con la palabra de forma abrupta y triste, ¿Qué paso? Que asistían obligados, pero nunca se sintieron útiles, nunca vieron un propósito definido para asistir y menos para conectarse con la palabra, nunca se les dio instrucción, nunca se les capacito para nada más que para someterse y eso con esta generación o funcionara como no funciono con las generaciones pasadas, de lo contrario tendríamos un panorama bastante mejor ante nuestros ojos.

Dios es Dios de generaciones y está muy interesado en que cada generación sea mejor en conocimiento que la anterior, pero nosotros estamos solo interesados en que ellos tengan lo que nunca tuvimos. Error grave de los padres y omisión tremenda de los lideres religiosos que nos desviamos del propósito original. Es tiempo de corregir el rumbo y empezar a instruir y a capacitar a nuestros niños y jóvenes para el gobierno, para las altas finanzas, para las bellas artes, para la electrónica, para algo mucho mas que simplemente gastarse cada domingo en la banca fría de una congregación sin rumbo y sin norte y sin futuro. Esta generación demanda de nosotros algo más sustancioso, un rescate, ellos saben que algo fuerte se esta cocinando en la sociedad, saben también que ellos pueden ser la respuesta, pero no saben a donde recurrir para encontrarse, por eso las pandillas, las gangas, el crimen, el homosexualismo y la confusión, ya que allí ellos encuentran refugio, erróneo pero refugio.

Aun estamos a tiempo, la pregunta es ¿lo haremos? ¿Despertaremos? En la Embajada del Reino estamos empeñados en hacerlo, ¿nos ayudara? Debemos empezar a becar a los jóvenes que teniendo aspiraciones no ven cómo lograrlas, debemos orientarlos, animarlos y acompañarlos, para que no se pierdan, para que el mundo no los arrebate.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino,
3600 S Clarkson St Englewood Co 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm
Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: