Inspiración

”Sólo para ganadores”

Por Pastor Pedro H Gonzalez
Saludos a cada uno de los lectores de La Prensa de Colorado en especial a aquellos que tienen algún tipo de empresa o pequeño negocio, para ustedes está escrito este artículo y muchos de los que escribiremos a partir de ahora, por un buen tiempo nos dedicaremos a mostrarle al empresario el tremendo arsenal de herramientas que la biblia le ofrece para que salga adelante creando empresa.
Le invito a que nos acompañe cada semana y aplique lo que aquí traeremos para que su negocio crezca.

Muy pocos libros como la biblia cuando se trata de aprender a emprender, a lo largo de estas semanas que vienen estaré compartiendo con cada lector principios bíblicos que abrirán su entendimiento, abonando en el conocimiento de cómo hacer empresa y crear abundancia a la manera de Dios, espero que lo disfrute y lo aproveche.

Quisiera que cada empresario o dueño de un pequeño negocio se hiciera consciente de algo, usted ha elegido ese camino, el camino de hacer empresa, hay gente que ha escogido el de ser empleado y para ellos también hay instrucción, pero para usted en este camino, la instrucción viene de parte de Dios.

Salmo 119:105 “Lampara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino”. Nadie quiere realmente caminar a oscuras, es una practica peligrosa y arriesgada; la persona que quiera hacer empresa debería considerar tener la mejor instrucción disponible, la biblia. Es una cosa de sentido común.

En la religión se usa la biblia para señalar, para manipular, y para mayormente prohibir al creyente acerca de un estilo de vida, pero no fue esa la motivación de Dios al inspirar la biblia, muy al contrario, su deseo fue que se usara para fines mas altos.
Lo que Dios quiso hacer al dictar la biblia, fue instruirnos para que triunfemos, y que todo lo que hagamos salga bien. Comprobémoslo, el mismo lo dice:
2 Timoteo 3:16-17 “Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para INSTRUIR en justicia a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente PREPARADO para toda buena obra”.

Josué 1:8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditaras en él, para que guardes y hagas como en el esta escrito; porque entonces HARAS PROSPERAR tu camino y todo lo que hagas te saldrá bien”. (Las palabras con mayúscula son acentuadas intencionalmente de parte mía)
En estos dos sencillos textos bíblicos se nota que la intención de Dios no es tenernos sometidos al fracaso, sino muy al contrario El quiere que triunfemos.

El deseo de Dios es que alcancemos nuestros sueños y anhelos, El ha puesto en cada corazón expectativas distintas, pero depende de nosotros que trabajemos por esos sueños, anhelos y expectativas. Una cosa es segura, solamente si somos instruidos de parte de Dios sobre cómo hacerlo, podremos llegar al pleno disfrute y alcance de todo eso.

El tema de la gerencia y la administración esta marcadísimo a lo largo de la biblia, de hecho, cuando Dios creo al hombre le dio potestad de manejar o administrar todo el edén. Este principio llamado de la mayordomía esta expresado en el Genesis 1:28 “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, llenad la tierra y SOJUZGADLA (Gobierno, administración) y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

Así que prácticamente todo lo que hacemos en esta vida, incluido el descanso, gira en torno a la mayordomía, luego es válido decir que nos es obligatorio aprender el arte de la buena mayordomía, y eso solo se aprende del que la creo.
Toda empresa exitosa se distingue porque al frente de ella se encuentra, un hombre que es capaz de aplicar principios infalibles, y cuando el éxito llega a sus empresas ellos se convierten en pieza fundamental de ellas lo que implica que reciben bonos, primas salariales y extras que llenan sus arcas de dinero, todo porque su camino esta alumbrado por principios. La religión reconoce a Dios, pero no sus principios, el resultado es gente sufriendo que debería estar sonriendo, porque, aunque creen en Dios no aplican sus principios.

La biblia nos da enseñanzas puntuales y el propósito de todas ellas es que triunfemos porque solo así, podemos dar testimonio de la amorosa voluntad del Padre para sus hijos; solo pensemos que tipo de opinión nos merece un padre que tenga a sus hijos pasando hambre y trabajos. Así también Dios tiene en cuenta Su propia reputación, pone en medio Su propio nombre cuando se trata de la vida de sus hijos. Un principio empresarial que se debe aplicar es el siguiente.

La reputación de un rey, de un presidente o de un gerente o dueño de empresa se mide en el nivel y la calidad de vida de sus gobernados.

Si usted es un empresario que quiere triunfar, asegúrese de que sus empleados estén satisfechos, que tengan un ambiente de trabajo digno, decente y que les permita un alto rendimiento, solo así su empresa progresara de forma sostenida y sostenible.
Empleados altamente satisfechos significa clientes bien atendidos, clientes bien atendidos significa clientes que vuelven y también que recomiendan su negocio a otros clientes.
Empiece por aplicar este principio y bienvenido al club de los triunfadores.
Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St Englewood Co 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm
Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: