Ultimas Noticias :

Un Trabajo versus una Visión

Doce Principios para la Realización
de la Visión Personal

Por Dr. Myles Munroe

Extracto del libro
“Los Principiosy el poder
de la Visión”

Yo quiero ilustrar para ti la diferencia entre simplemente tener un trabajo y el hecho de tener un claro propósito que dirige tu vida, por medio de mirar la vida de Nehemías. Nehemías tenía un trabajo como el copero de Artajerjes, quien era el rey de Persia (Nehemías 1:11). Esta parecía ser una posición muy importante que incluía el hecho de servir al rey 100 DEBES SER DIRIGIDO POR UNA CLARA VISIÓN y a todos sus invitados reales, así como también probar el vino del rey para estar seguro que no estaba envenenado. Pero ser el copero del rey significaba mucho más que esto. Nehemías se encontraba en una muy alta posición dentro de la corte del rey.

Aunque la ocupación de Nehemías era muy prestigiosa, para él simplemente era un trabajo porque su mente estaba ocupado con algo más. Nehemías era un descendiente de uno de los grandes números de judíos que habían sido llevados en cautividad por los babilonios. Los babilonios subsecuentemente fueron derrotados por los persas, y por esto es que Nehemías estaba sirviendo a un rey persa.

En el tiempo de la cautividad de Babilonia, la ciudad de Jerusalén había sufrido una terrible destrucción. Pero cuando los babilonios fueron Nehemias-1-11derrotados setenta años después, cincuenta mil judíos habían regresado a Judea y habían reconstruido el templo. Entonces, el esfuerzo de reconstruir los muros de Jerusalén fue obstaculizado por la oposición de gentes vecinas que habían convencido al rey Artajerjes para que expidiera un decreto, deteniendo todo ese trabajo.

En el primer capítulo del libro de Nehemías, Nehemías escuchó que “la muralla de Jerusalén está derribada y sus puertas quemadas a fuego” (v. 3). Algunos creen que esta destrucción se refiere a la devastación general de Jerusalén, mientras que otros piensan que es una referencia a la oposición particular de reconstruir el muro. ± De cualquier manera, las noticias llenaron a Nehemías de dolor. Cuando él escuchó que el muro de Jerusalén fue derribado y que todo se encontraba en completa confusión, él hizo lo siguiente: “se sentó y lloró, e hizo duelo algunos días, y estuvo ayunando y orando delante del Dios del cieio” (Nehemías 1:4).
• Favor de ver R. Laird Harris, “Nehemiah,” en The New International Dictionary of the Bible, JD. Douglas and Merrill C. Tenney, eds. (Grand Rapids, MI: Zondervan Publishing House, 1987), 699;YTheWesley Bible: A Personal 5tudy Bible for Holy Living, Albert F. Harper, gen. ed. (Nashville: Thomas Nelson Publishers, 1990), 669. ± Favor de ver TheWycliffe Bible Commentary, Charles F.Pfeiffer and Everett F.Harrison, eds. (Chicago: Moody Press, 1962),427, 435-36.

Tu Verdadero Trabajo Es Aquello para Lo Cual Naciste

Me gusta pensar del trabajo de copero de Nehemías como su ocupación preliminar, o como su “pre-ocupación’, porque él había nacido para realizar otra función que era mucho más importante. Tu verdadero trabajo es aquello para lo cual naciste.

Tu trabajo es lo que tú haces sólo hasta que estás listo para realizar tu visión. Dios había colocado en el corazón de Nehemías la visión de reconstruir el muro: “Y me levanté de noche, yo y unos pocos hombres conmigo, pero no informé a nadie lo que mi Dios había puesto en mi corazón que hiciera por Jerusalén, y no había ningún animal conmigo excepto elanimal sobre el cual iba yomontado” (Nehemías 2:12). Tu visión te va a estar molestando, hasta en tanto tú tomes acción hacia ella. En Nehemías 2:1 dice, ‘’Aconteció queen el mes deNisán, en el año veinte del rey Artajerjes, estando ya el vino delante de él, toméel vino y selo dí alrey. Yo nuncahabía estado tristeen su presencia”.
La implicación aquí es que Nehemías estaba haciendo su trabajo muy bien hasta que él escuchó las noticias acerca del muro. Entonces, él tuvo la idea de reconstruirlo.
El fue a Dios en oración acerca de esto, y Dios le dijo que regresara y que lo reconstruyera. Esta era la visión que Nehemías estaba obligado a hacer en su vida.
Su deseo de cumplir con la obra de su vida comenzó a interferir con su trabajo.
El estaba trabajando para el rey, pero su deseo de reconstruir el muro comenzó a desgastarlo y él se deprimió muchísimo.

El rey le dijo, “¿Por qué está triste tu rostro? Tú no estás enfermo; eso no es más que tristeza de corazón” (v. 2). Cuando Dios te da una visión y la confirma, nada puede detenerla.

Si El te dice que comiences a construir, que inicies algo, que inviertas en algo, que crees o fabriques algo, entonces, 102 DEBES SER DIRIGIDO POR UNA CLARA VISIÓN esto te va a estar molestando profundamente dentro de ti; tú te vas a deprimir hasta en tanto no lo hagas.

Esto es una depresión “santificada”, sin embargo, es el tipo que dice, “Yo no vaya estar satisfecho hasta que realice mi visión”. ¿Acaso tu verdadera obra-tu propósito-te está haciendo sentir incómodo en tu trabajo actual? Esta era la situación de Nehemías.

El se sentía atribulado continuamente hasta en tanto él pudo tomar alguna acción en dirección de su visión. La gente que sabe aquello para lo cual son llamados a hacer, parecen estar poseídos por sus visiones. Y en un sentido, lo están. Están poseídos por las cosas que Dios les ha dado a realizar.

Nehemías vio el muro completamente terminado en los ojos de su mente aun antes de que él comenzara a trabajar en el. Y esta visión instigó su pasión.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Entre Tintero y Papel…

Read Next

Marco Antonio Solís y Camila: La Experiencia

Leave a Reply

Your email address will not be published.