Inspiración

”Yo sirvo”

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Se nos vienen encima las fechas de celebración familiar, deseamos de corazón que haya amor, salud y paz en el hogar de cada uno de nuestros amados lectores.

Hoy seguiremos edificando al empresario, al dueño de un pequeño negocio exhortándole a que piense en grande, a que se atreva a creer que también para usted son posibles los grandes contratos, la gran empresa, que los talentos que Dios le ha dado tienen el potencial de sacarlo del perfil en el que apenas se sobrevive y llevarlo a plataforma de alta ganancia y altísima productividad. Hoy quiero invitarle a que mire a su alrededor con ojo detallista, a que se de cuenta que, no todo esta hecho y aun lo que esta hecho se puede mejorar y eso para el empresario son nada más que buenas noticias.

Le voy a mostrar unos versículos bíblicos que lo harán reflexionar profundamente acerca del porque esta en este país, o mejor acerca de para que fue usted “plantado” aquí.
Filipenses 2:5-9 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo en también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimo el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojo a si mismo, tomado forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humillo a si mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz, por lo cual Dios también lo exalto hasta lo sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre”.

Hasta ahí va el texto y a partir de aquí la enseñanza que de el se desprende. Lo que nos muestra la escritura es a un Jesús que es Dios, eso es mas que un titulo o posición, eso no es algo fácil de dejar, es señorío, autoridad, es soberanía, es TODO, sin embargo lo vemos haciendo algo que para todos nosotros seria impensable en ciertas circunstancias, el renuncia a todo aquello, dice en el texto que el se despojo a si mismo, es decir que decidió no ser llamado así o actuar de tal manera, pero en lugar de eso ¿que hizo? Tomo forma de siervo (es decir el que sirve, en nuestros días le llamamos sirviente) se hizo semejante a usted o a mi, fue mucho mas adelante y se humillo, se hizo obediente para morir y morir en la cruz, todo eso estaba siendo observado por el Padre y todo eso da como resultado lo que se nos dice en el versículo 9, es decir Dios lo exalto hasta lo sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre.

Todo esto amado lector tiene dos lecturas una de carácter netamente espiritual, y de lo cual somos beneficiarios todos, y otra de la cual el empresario puede extraer gran enseñanza. Lo que hay allí es un principio de crecimiento y exaltación y reconocimiento, esto es de fama y fortuna; ¿Cómo? A través del servicio.

¿Quisiera usted que su empresa sea reconocida por muchos? ¿No le agradaría que su nombre y el de su empresa fueran tan reconocidos que mucha gente quisiera contratar sus servicios? ¿Qué sabe hacer usted? ¿Qué sabe hacer tan bien que definitivamente alguien podría necesitar de usted para eso? ¿Hace tamales? ¿Manualidades de algún tipo? ¿Construye, edifica, cuida niños, limpia, plancha, inventa algo, escribe, conduce, cuida mascotas, etc., etc. que sabe hacer bien?

Cualquier cosa que usted sepa hacer, no solo bien, sino muy bien, lo va a sacar de condiciones de pobreza y lo llevara a ser reconocido y solicitado, lo cual dará como resultado una vida económica en paz. Lo que si debe tener en cuenta es aplicarse por entero y muy enfocado a eso en especial, y ponerlo al servicio de los demás, de muchos.
Piense como, aquello que usted sabe hacer bien, podrá beneficiar a la mayor cantidad posible de personas y luego desarrolle un concepto que sea único, así ese concepto este hecho, le puedo asegurar que siempre tendrá posibilidades de mejoría.

Si usted logra que su servicio impacte la vida de muchos, no necesita grandes cantidades de ganancia en una sola entrega sino pequeñas ganancias en millones de entregas, y la única manera de lograrlo será mediante el pensar como aquello le servirá a mucha gente.

Nunca nadie se ha hecho millonario y permanecido como tal, pudiendo vivir así y disfrutar de su fortuna sin haber servido una necesidad de muchos. A los seres humanos les gusta ser servidos, todos pagamos complacidos por servicios que alguien mas ofrece, todos anhelamos tener un grado mas de comodidad respecto a como hacemos o como nos son hechas las cosas.
Los hispanos en este país constituimos un ejercito de servidores, de gente que hace cosas y que hace muchas cosas muy bien, lo que ocurre es que hemos puesto esa capacidad de servicio como instrumento de la ganancia de otros porque no confiamos en nuestra capacidad administrativa, y ahí es donde esta el profundo hueco en nuestra economía, estamos produciendo riquezas para otro, porque estamos trabajando por el dinero no por el servicio; si logramos cambiar nuestra mentalidad y dedicarnos a servir las necesidades de muchos en lugar de tratar de sacar nuestra vida adelante ganando migajas, ese día nuestra vida dará un giro de 180 grados.

Le invito a que mire a su alrededor y vea como podría usted con un servicio o producto cambiar la vida de muchos, así estará garantizando que al servir a muchos su nombre sea exaltado y que su economía nunca mas este en problemas. En el servicio a otros está la clave de la elevación.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St
Englewood, CO 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.
Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: