• September 23, 2021

Ultimas Noticias :

Cierres de la I-70 cuesta dinero a las empresas de camiones, aumentando los costos para consumidores

Recientemente, deslizamientos de tierra causaron daños severos a la I-70, el corredor principal que conecta Western Slope de Colorado con Front Range.

Los funcionarios del Departamento de Transporte de Colorado estimaron que tomaría varias semanas despejar un solo carril de tráfico en cada dirección de la carretera.

Definitivamente se necesita el apoyo total del gobierno federal para ayudar en los esfuerzos para que la I-70 vuelva a abrir.

No cabe duda de que los cierres la Interestatal 70 debido al cierre de Glenwood Canyon cuestan dinero a las empresas de camiones y aumentan los costos para los consumidores.

Incluso para los mismos conductores profesionales que día a día cruzaban la Interestatal 70 ahora se ha convertido un camino al que quieren evitar y evitar esa ruta debido al cierre de Glenwood Canyon, que está aumentando los costos para los camioneros.

El camionero, Carlos Valdez dijo que “Se necesita tiempo y dinero de su bolsillo”.

Como ejemplo de ello, el camionero Carlos Valdez, que la semana pasada se quedó atrapado en el terror del tráfico de Glenwood Canyon y su trabajo e ingresos se vieron afectados.

La Congresista y Representante Lauren Boebert con personal del Departamento de Transporte durante su visita a la area afectada de la interestatal 70. (Foto: página de facebook de la Congresista y Representante Lauren Boebert).

Y por su puesto que eso le costo dinero “Tres horas extra en mi tiempo de manejo. Me tomó alrededor de 150 millas fuera de mi camino”, dijo.

Esto es un problema porque no solo se perdió su próxima recogida como resultado, sino que no se le paga por las millas adicionales que hizo al pasar por el desvío.

“Si le pagan 1,100 millas, millas prácticas, y recorre 1,400 millas, no nos pagan las 300 adicionales”, dijo Valdez.

Las millas adicionales significan gasolina adicional que Valdez tiene que pagar de su propio bolsillo.

“Esos costos deben transferirse”, explica Greg Fulton, presidente de la Asociación de Autotransportistas de Colorado.

Fulton dice que ya están viendo precios más altos de la gasolina como resultado, especialmente en Western Slope.

“Lo ves en los precios más altos del combustible, lo ves en los alimentos, lo vas a ver en varios otros productos”, dijo Fulton.

Además se seguiran produciendo retrasos en los envíos y escasez de productos.

“Habrá un retraso que tendrá que ponerse al día. Los clientes, en lugar de desviar la carga, hemos impulsado las entregas y las hemos reprogramado, con la esperanza de que esta autopista se abra más temprano que tarde”, dijo Aaron Kinney, presidente de Denver Intermodal Express.

Kinney dice que el cierre del cañón les está costando entre un 10% y un 20% más en sus envíos al oeste.

“Tuvimos que agregar hasta 200 a 300 millas de aumento de rutas, lo que agrega gastos para nosotros como empresa.

Luego se lo pasamos a nuestros clientes sin otra opción. Ellos no tienen más remedio que pasárselo a sus clientes”. dijo Kinney.

Gracias al acuerdo logrado por la Congresista y Representante Lauren Boebert que ayudó a obtener $11.6 millones del Departamento de Transporte en el Alivio de Emergencia inicial para las carreteras de ayuda federal para ayudar a reabrir la I-70 lo más rápido y seguro posible.

La carretera interestatal 70 a través de Glenwood Canyon podría reabrirse parcialmente el sábado por la tarde, dijeron funcionarios de transporte el miércoles.

Aunque si se logra reabrir parcialmente la I-70 todavía pasarán semanas antes de que se pongan al día con todo y se logre abrir por completo y volvamos a la normalidad.

El cañón ha estado cerrado desde el 29 de julio, cuando los deslizamientos de lodo y rocas obligaron a más de 100 personas a pasar la noche en la I-70, incluidas casi 30 que se refugiaron en un túnel cerca de la salida de Hanging Lake.

El sábado, el representante Boebert se unió a toda la delegación bipartidista y bicameral del Congreso de Colorado para enviar una carta al Departamento de Transporte solicitando asistencia del Programa de Ayuda de Emergencia de la Administración Federal de Carreteras para responder a los deslizamientos de tierra de Glenwood Canyon que dañaron la Interestatal 70.

En respuesta, el El Departamento de Transporte otorgó 11.6 millones en Alivio de Emergencia inicial para las carreteras de ayuda federal para reabrir la I-70 y potencialmente podría proporcionar hasta $ 116 millones según la delegación y la solicitud del gobernador.

La carretera interestatal 70 a través de Glenwood Canyon podría reabrirse parcialmente el sábado por la tarde, dijeron funcionarios del Departamento de Transporte la mañana del miércoles. (Foto: página de internet de la Congresista Lauren Boebert).

La representante Boebert continúa encabezando la delegación de la Cámara de Representantes de Colorado en un borrador de carta en el que se pide a Biden que apruebe la solicitud del gobernador Polis de una declaración federal de desastre en Stafford. Una vez que el Gobernador haya hecho esta solicitud, se enviará la carta de delegación. Una vez aprobado, esto abrirá aún más fondos federales para los costos asociados con la reapertura de la I-70.

La representante Lauren Boebert ha estado monitoreando activamente los deslizamientos de tierra de la I-70 y recibió un informe del gobernador Polis y el Departamento de Transporte de Colorado el lunes pasado. Se comprometió a ofrecer todo su apoyo y a trabajar para asegurar la asistencia federal por desastre, y ha cumplido esa promesa al obtener fondos iniciales del Departamento de Transporte y al continuar liderando el esfuerzo de declaración de emergencia.

La representante Lauren Boebert declaró: “Aplaudo al Departamento de Transporte por responder rápidamente a nuestra solicitud bipartidista de $ 11.6 millones en ayuda de emergencia para reabrir la I-70 lo más rápido y seguro posible.

Recalco que este es un gran primer paso, y esperamos que haya aún más recursos federales en camino en el futuro cercano para autorizar la reapertura de la I-70 rápidamente y reembolsar a Colorado los gastos significativos relacionados con los deslizamientos de tierra que han cerrado esta importante interestatal federal.

Boebert agrego que, “Pongo a Colorado en primer lugar y seguiré trabajando en estrecha colaboración con el CDOT, el gobernador Polis y toda la delegación para reabrir la I-70 ”.

Mary Flores

President / Editor

Read Previous

Población de Denver creció en más de 115,000 residentes en la última década

Read Next

Pruebas estandarizadas revelan pérdida de aprendizaje profundo

Leave a Reply

Your email address will not be published.