Ultimas Noticias :

Desde El Diván

Por la Lic. Renee A. Martínez
Por la Lic. Renee A. Martínez

Falta de deseo
sexual en la mujer

¡Hola queridos lectores! La semana pasada hable acerca del sexo con los hijos y recibí un gran número de llamadas sugiriéndome temas que hablaran acerca de la información sexual, tanto para hombres como para mujeres. Así que hoy hablaremos de la falta de deseo sexual en la mujer. Las posibles causas y algunos mitos en relación a ello.

Uno de los mitos más comunes es que algunas personas utilizan el término “frigidez” de una forma peyorativa y poco exacta para referirse a todas las formas de ausencia de la respuesta sexual en la mujer, desde la falta de reacción de excitación erótica, hasta distintos niveles de inhibición a la hora de tener un orgasmo. Sin embargo, el diccionario de medicina VOX lo define como un trastorno persistente y recurrente (es decir, pasa casi todo el tiempo) de la excitación sexual de la mujer durante la actividad sexual que se manifiesta por la incapacidad total o parcial para mantener la excitación y una adecuada lubricación para alcanzar el orgasmo.
Otro mito es que la gente cree que las mujeres frígidas no son suficientemente mujeres o que padecen de una enfermedad incurable. Esto es totalmente falso, pues el placer es relativo de mujer a mujer y no define a una mujer como “peor” por no tener un apetito sexual voraz. El apetito sexual de una mujer va modificándose con la edad y etapas de la vida, además depende también del tipo de vida que lleva.

Los factores que conducen a la frigidez pueden ser orgánicos o psíquicos. Las causas orgánicas que la pueden provocar son lesiones del sistema nervioso, trastornos endocrinos, anemias severas, convalecencias o intoxicaciones; entre los factores psíquicos adquiridos destacan una estimulación sexual inadecuada, discordia matrimonial, depresiones, situaciones estresantes, violaciones, primeras experiencias traumatizantes, temor a quedar embarazada, asociación de sexo con pecado y de placer sexual con culpabilidad. Tengo que señalar que en la mayoría de los casos las causas son psíquicas y tiene mucho que ver la forma en la que se ve el sexo desde nuestra cultura y de que se ha visto a la mujer como algo que produce placer, pero no importa si lo recibe o no.

Sin duda alguna a los latinos nos falta mucho por aprender dentro de este tema, empezando por restituir el papel sexual de las mujeres. Es decir no viéndolas como objetos que solo dan placer y con las que se puede comercializar, abusar e inclusive esclavizar.

Si tienes alguna duda o comentario comunícate conmigo al 303.500.2166 o a divandenver@gmail.com
¡Hasta la próxima semana!

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Considerado el Mejor Portero de la Copa Alianza de Denver

Read Next

La importancia de una cita con el dentista

Leave a Reply

Your email address will not be published.