• May 20, 2024

Ultimas Noticias :

El retorno voluntario de migrantes a México inició a principios de la administración Obama

Un estudio sobre la deportación voluntaria durante 20 años arroja luz  sobre  la  efectividad de la política de inmigración de EE. UU.

Ha habido muchísimas preguntas sobre la deportación que ha habído respuestas confusas  entre  otras  pero este estudio analizo las siguientes preguntas:

¿Qué inmigrantes mexicanos en los EE. UU. sin autorización legal son deportados con mayor frecuencia?

¿Hay características sociales o demográficas que tienden a predecir la eliminación?

La demógrafa social de UCLA Anne Pebley, que estudia la inmigración de México y América Central, aborda estas preguntas en un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Pebley, un profesor de sociología y ciencias de la salud  comunitaria  y miembro del Centro de Investigación  de Población de California de la UCLA, se asoció con profesores de las universidades  de Emory y Princeton y un estudiante de posgrado de la UCLA para analizar las tendencias  sociodemográficas  entre los inmigrantes mexicanos que fueron deportados o regresaron voluntariamente a México durante un período de casi 20 años que abarca las administraciones presidenciales de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump.

Habló sobre los hallazgos del estudio.

¿Qué impulsó su investigación sobre este tema?

A pesar de las frecuentes afirmaciones sobre inmigrantes indocumentados y deportados, sabemos muy poco sobre las características de los deportados mexicanos y si estas características eran diferentes para los deportados durante las administraciones de Bush, Obama y Trump.

Según el nos da un ejemplo, la administración de Obama buscó deportar a los inmigrantes recién llegados y a los condenados por delitos en los EE. UU., mientras que la administración de Trump buscó deportar a todos los inmigrantes indocumentados, independientemente de sus antecedentes. Pero, ¿qué tan cierto es esto? y ¿qué tan exitosos fueron?

Esta fue la primera vez que se combinaron datos sobre deportados y retornados voluntarios de fuentes en ambos lados de la frontera: la Encuesta de Migración en las Fronteras del norte de  México del gobierno mexicano y el Suplemento Social y Económico Anual de la Encuesta de Población Actual de la Oficina del Censo de EE. UU. .

¿Cuáles fueron los principales hallazgos del estudio?

Descubrimos que, a pesar de las diferencias en la política y la retórica presidencial entre 2001 y 2019, un grupo de inmigrantes mexicanos indocumentados tenía continuamente un mayor riesgo de deportación que otros: hombres jóvenes, solteros y con menos educación.

Cabe destacar que menos inmigrantes fueron deportados anualmente durante la administración de Trump que bajo Obama o Bush, y el número de deportaciones fue mayor durante la era de Bush.

Durante el primer mandato de Obama hubo un aumento en las deportaciones de inmigrantes mexicanos con antecedentes penales, pero ese porcentaje disminuyó en los últimos dos años de su presidencia.

El estudio también encontró poca evidencia de que la “autodeportación” voluntaria haya cambiado durante la era Trump, a pesar del clima político y las promesas de represión.

Más bien, la migración de retorno voluntario a México fue una tendencia que comenzó a principios de la administración Obama, después de la Gran Recesión de 2007–09, debido a la existencia de mejores oportunidades económicas en México.

El  número  de  inmigrantes  provenientes  de México ha  disminuido  en los últimos años,  mientras que  ha  aumentado el número de los que han regresado voluntariamente a México.

¿Porqué es eso?

Aunque el aumento de la retórica y la legislación antiinmigrante en los últimos 20 años puede haber influido, la mayor estabilidad económica en México y las menores oportunidades de empleo en los EE. UU. desde la Gran Recesión parecen haber sido la principal motivación para que los inmigrantes regresen voluntariamente a México. Durante este mismo período, el número de inmigrantes mexicanos indocumentados que llegaron a los EE. UU. se redujo a niveles muy bajos por razones similares.

¿Aborda el estudio a los niños inmigrantes en los centros de detención fronterizos de los Estados Unidos y su regreso forzado a México?

El grupo de edad más joven en este estudio tiene entre 18 y 31 años. Los niños inmigrantes que ahora llegan a la frontera sur de los EE. UU., con sus padres o solos, generalmente son de América Central, no de México, y buscan asilo en los EE. UU. por temor a la violencia. Es un problema humanitario muy serio, pero no pudimos examinarlo en este estudio.

¿Por qué es importante esta investigación?

Los legisladores y el público deben comprender las consecuencias de las políticas de inmigración, ya sea que funcionen o no.

Si bien  las  políticas  antiinmigrantes  de  la administración Trump  tuvieron muchos efectos negativos  sobre los inmigrantes y los estadounidenses  en  general,  no hicieron lo que  se  pretendía en términos de deportar a un grupo más  grande  y diverso  de  inmigrantes indocumentados.

Los coautores de Pebley en el estudio, “Deportaciones y salidas: Migración de retorno de inmigrantes mexicanos indocumentados durante tres administraciones presidenciales”, son Heeju Sohn, profesora asistente de sociología en la Universidad de Emory que realizó la investigación como becaria postdoctoral en UCLA; Amanda Landrian Gonzalez, estudiante de posgrado de UCLA en ciencias de la salud comunitaria; y Noreen Goldman, profesora de demografía en la Universidad de Princeton.

Read Previous

Debate: Candidatos republicanos quieren tomar el timón del partido

Read Next

La verdadera realidad que se vive en Denver