• August 19, 2022

Entre Tintero y Papel…

blank
SINDROME DEL IMPOSTOR

Como Síndrome del impostor o también llamado fenómeno del impostor o síndrome  del  fraude es  un  trastorno psicológico en el cual las  personas exitosas  son incapaces  de asimilar  sus  logros  y  triunfos  sufriendo un miedo persistente de ser descubiertos como un fraude, no solo en su vida diaria, si no a nivel laboral como profesional, presentándose en mayor medida en mujeres.

Este Síndrome no está reconocida oficialmente como enfermedad mental ni se encuentra entre las condiciones descritas en el manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, por lo que resulta importante evitar un autodiagnóstico y diferenciar la sensación cuando se convierte en problemático. Se dice que las personas más exitosas suelen ser a las que más les afecta este síndrome.

De acuerdo algunos especialistas este síndrome está asociado al perfeccionismo, y la persona que lo padece niega casi siempre sus éxitos y logros, rechazando toda demostración de éxito y piensan que todo ha sido producto de la suerte

No es un síndrome que se pueda diagnosticar oficialmente; sin embargo, es ampliamente utilizado en la psicología clínica y ocupacional. Fue acuñado en 1978 por las psicólogas clínicas Pauline Clance y Suzanne Imes, año en el que publicaron un artículo sobre este síndrome, llamado “The imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention”, donde después de haber realizado una investigación con mujeres que llevaban un historial  académico  y laboral exitoso se descubrió que estas no se describían así mismas como exitosas, viviendo continuamente con la sensación de fraude, falsedad y pensando que tarde o temprano se descubriría.

Algunos estudios realizados por especialistas principalmente en Europa, señalan que aproximadamente un 70% de las personas sean hombres o mujeres han experimentado al menos una vez en la vida este tipo de síndrome.

De acuerdo con Aida Baida, la Doctora Valerie Young estableció cuatro posibles fuentes de origen de este síndrome:

  •  Dinámicas familiares durante la infancia. “Cuando tu hermano es “el inteligente” y tú eres “la simpática”. o tienes presión para sacar buenas notas.
  • Estereotipos sexuales. El síndrome del impostor, según la especialista, es “igual de frecuente en mujeres que en hombres”, aunque hasta hace poco se pensaba que ocurría principalmente en mujeres debido a los “mensajes de éxito y fracaso en la sociedad”.
  • Diferencias salariales. Aida trabaja principalmente con mujeres profesionales y asegura que “la realidad de la mujer  en  el  mundo  profesional” es también  una causa de este síndrome.
  • Percepción de éxito, fracaso y competencia. “Las personas que sufren el síndrome son muy exigentes consigo mismas y tienen una lista de requisitos prácticamente imposibles de llevar a cabo”.

Algunos psicólogos especialistas han podido identificar algunos patrones que se repiten en este tipo de personas, por ejemplo:

Tienden a ser personas muy autoexigentes, excesivamente responsables, porque desde su punto de vista hay que hacer lo que sea posible para evitar que se descubra su falsedad.

Sentir la sanción de que se es falso en términos intelectuales y que en algún momento se descubrirá esa falsedad.

Son personas que tienden a sentir presión por demostrar que son exitosos en sus relaciones de pareja de familia.

La sensación de pensar que los demás piensen que yo sé mucho, pero que en la realidad no se tanto.

Por último, contrario a este síndrome se encuentra el efecto Dunning-Kruger y se da cuando la persona que lo padece cree tener siempre el control, pensando que lo entiende todo, sin cuestionarse nunca su comportamiento ni pedir ayuda, sobrestimando su capacidad y conocimientos que tienen. Algunos estudiosos de la psicología social lo describen como: “los ignorantes se creen más listos”.

blank

Nicolas Rangel

Awesome Author!

Read Previous

Los Carneros de Los Ángeles se proclamaron campeones

Read Next

El MVP de la NBA Nikola Jokic esta en fuego