Tags:
Inspiración

Integridad igual prosperidad

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Damos gracias a Dios, por permitirnos seguir avanzando en el propósito eterno de darlo a conocer como Padre a través del hijo. Entendemos que, siel Reino de Dios es dado a conocer junto con su multiforme sabiduría, entonces podrá ser manifestado y eso lo veremos en la vida de cada persona que se permita adentrarse en los deleitosos caminos del conocimiento de Dios. Esta semana profundizamos en la presentación de verdades y principios de Reino para los empresarios.

Vivimos en una sociedad que esta regida por un ánimo de ganancias rápidas donde nos hemos dado el lujo de acuñar frases como: “El que no tranza no avanza” y ese dicho que a simple vista produce risa en algunos, ha calado la mentalidad de muchos, olvidando que las ganancias deshonestas o mal habidas para nada aprovechan.

Hoy es normal que las empresas y los pequeños, medianos y grandes negocios se hagan de millonarias riquezas basados en modelos de negocio ventajosos, abusivos y deshonestos. Sobra decir que sin importar cuanta riqueza acumulen, siempre serán verdaderamente pobres.
A Dios le interesa vernos progresar, obtener riqueza, que vivamos bien, eso está determinado en Deuteronomio 28:13 donde dice: “Y te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola: y estarás encima solamente y no estarás debajo; cuando obedecieres a los mandamientos que yo te ordeno hoy, para que los guardes y los cumplas”.

Sin embargo, no podemos dejar por fuera de la ecuación el principio de obediencia que en este versículo se nos imparte. Allí dice “cuando obedecieres” y eso significa que toda riqueza que se obtenga fuera de los principios del reino de Dios no podrá ser tenida como una bendición, y es fácil concluir que si no es una bendición entonces será una…no quiero decir cosas que no convengan, pero revise este otro texto y usted solito podrá llegar a conclusiones saludables.

Proverbios 10:22 “La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella.

Con eso dicho y pensando que estoy escribiendo para empresarios, quisiera darle una enseñanza clave para que progrese seriamente, si, dije seriamente, es decir que pueda ascender a niveles que para muchos son deseables, pero pocos alcanzan.
Todo parte desde el entendimiento del corazón de Dios, y El tiene un corazón justo, equilibrado y que ama la justicia. Si usted es un empresario llegara el momento en que deberá decidir el margen de ganancia que deba tener en su negocio.

En economía se le conoce como punto de equilibrio, es decir ese punto balance en el que sabemos que ganamos lo justo sin exprimir de manera injusta ninguna de las partes involucradas en el negocio, clientes, empleados, proveedores, ni a si mismo.
Cuando la ganancia de una de las partes es desproporcionada, realmente aunque todos estén perdiendo, el mayor perdedor en el largo plazo es el dueño del negocio pues por principio que esta contemplado en el manual de vida conocido como la biblia, esta persona jamás podrá alcanzar niveles sobresalientes de éxito.

Note lo siguiente: Proverbios 16:11 “Peso y balanza justas son de Jehová, obra suya son todas las pesas de la bolsa”.
Este texto encierra una verdad absoluta, esto quiere decir una verdad de cumplimiento seguro, que no puede ser burlada, aunque alguien pensándose “astuto” piense que podrá hacerlo, pero si pone atención en lo escrito, allí dice que obra de Dios son todas las pesas de la bolsa, es decir que cuando alguien cree que esta tomando ventaja de otro, en realidad se está engañando a si mismo, porque si la pesa o la medida con la que esta siendo medido, pertenece al Dios de la justicia, entonces es inexorable que mas tarde o mas temprano aquello en lo que pensaba que tomaba ventaja, se vuelva en contra suya.

Llegar a conocer al Dios de la justicia y la equidad, es empezar a moverse por sus principios y obedecerlos.
Quien así viva, será puesto arriba y nunca abajo, será cabeza y no cola, y también es seguro que toda bendición que se desprenda de sus actividades comerciales será verdadera y no traerá tristeza con ella.

Si usted está en un negocio, cualquiera que sea, busque la manera en que cuando usted gane todos ganen, así y solo así funciona la economía de Dios, y al final de la hora, en este corto pasaje llamado vida, solo somos mayordomos, es decir administradores de las riquezas del Dios vivo.

Ponga en su corazón la justicia y un alto sentido de equidad y rectitud, le aseguro que moviéndose guiado por esa brújula no habrá forma de que su negocio no llegue lejos, muy lejos y lo mejor es que a través de ese tipo de empresarios el mundo será un lugar mejor para vivir.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St
Englewood, CO 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.
Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: