Ultimas Noticias :

La Verdad Presente

Por Pastor Pedro H. Gonzalez

A todos los amables lectores que han seguido de tiempo atrás esta columna queremos hacerle un llamado reflexivo para que no solamente se  nutran  de  lo  que  aquí se expone, sino que también se conviertan en voceros de esta verdad presente que es Cristo en nosotros.

Debemos aclarar que toda la escritura es una verdad bíblica, pero no toda verdad bíblica es una verdad presente.

Me refiero al  hecho  de que no podemos tomar toda la escritura como de aplicación presente  ya  que  hay cosas en la escritura que simplemente ya no son de aplicación para la iglesia y esto ocurre porque fueron  cosas  que  se dieron antes de que Jesús hiciera su transito en esta  tierra hacia la cruz, de la cruz a la tumba, de la tumba a su resurrección y de su resurrección a su ascensión para luego impartirse en los hijos.

La misma biblia nos deja saber que El fue el unigénito, pero luego se convirtió en el primogénito y esto nos da un entendimiento de lo que significa verdad presente. El unigénito fue Jesús, el hijo preexistente, hijo de putativo de José, el hombre sin pecado que fue a la cruz, el sufriente, el cordero perfecto que fue inmolado desde  antes  de  la  fundación del mundo, pero  del  cual  fueron testigos aquellos que vivieron en los tiempos de la paz romana, incluidos el Sanedrín y todos los demás que en ese tiempo lo vieron ir a la cruz.

El primogénito es el Cristo, el Mesías triunfante, el Rey de un reino que no es de este mundo. Ese es primogénito porque al llevar mucho fruto como grano de tierra que cayó en tierra muriendo, hoy en día ha dado fruto en abundancia en cada hijo (parte del cuerpo que es la iglesia).

Entonces nuestra verdad bíblica es el Jesús histórico, como un hombre de quien la historia da cuenta fehaciente, haber nacido  y  caminado  en esta tierra, haber sido crucificado y cuya tumba hoy día esta vacía sin que se encuentren restos mortales  en  ella,  ya que a ese  la  muerte  no podía retenerlo.

Pero nuestra verdad presente es el Mesías triunfante que hoy se encuentra presente,  vivo  y  en  plena  acción  en cada uno de los hijos, de aquellos a los que se refiere Juan 1:12 cuando dice: Mas a los que le  recibieron,  a  los  que creen en su nombre, les fue dada  potestad  de  ser  llamados  hijos de Dios.

Esa es nuestra verdad presente. Quedarnos estancados en el Jesús histórico, nos deja a mitad de camino y convierte la muerte de este en un acto irrelevante, trascender al Mesías, es  decir  al  Cristo y a este impartido en cada uno de  los  hijos, nos  planta  en  la  realidad maravillosa  que debemos vivir y nos posiciona  en  todo  lo  que el alcanzo para nosotros cuando dijo: “consumado es”.

No podemos darnos el lujo de desperdiciar por falta de conocimiento o de entendimiento y menos por terquedad un hecho tan claro como este que acabo de plantearle. Jesús fue un modelo, un maestro, el cordero perfecto, pero no se olvide nadie que Jesús fue sacrificado, es decir murió para que pudiera emerger el Mesías y así lograr lo impensable, que Dios se impartiera en cada hijo. 

¿Como puede ser eso? Gracias a la sangre del nuevo pacto derramada teniendo como objetivo a todo aquel que crea en su nombre. Es que antes de la entrega de Jesús y del derramamiento de la sangre, la humanidad toda estaba sujeta a vanidad, es decir se había corrompido, se había hecho mala, luego no había posibilidad de que el plan y propósito eterno de Dios se hiciera posible; ¿por qué? Porque Dios no podía impartirse como naturaleza Divina en una naturaleza caída y pecaminosa como la de Adán y eso lo habíamos heredado todos, pero la sangre del nuevo pacto soluciona ese problema de raíz al hacernos limpios de pecado y ahora el puede impartirse pues ya no habrá yugo desigual y entonces así nos hacemos participes de su naturaleza divina.

He tratado de explicar de manera resumida y clara lo que es la verdad presente. Cuando se mezclan pactos y se pretende por las razones que sea, llevar a los hijos una posición atrás, estamos negando la sangre del nuevo pacto y eso es un error extremo al punto que podría considerarse herejía.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St Englewood, CO
80113. Tel: 720-218-3890
Horarios de servicio Domingos 12:30:00 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.

Le esperamos!

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Broncos dominaron por completo a los Cowboys

Read Next

Canelo ganó su cuarto título mundial

Leave a Reply

Your email address will not be published.