• July 2, 2022

Más oficiales y agentes de policía están siendo ingresados en sus propias cárceles

blank

El pasado 31 de mayo, los servicios de policía de Fort Collins anunciaron que la oficial Valeri Pedraza había sido puesto en licencia administrativa luego de dos arrestos en los dos días anteriores: el primero por un cargo de violencia doméstica, el segundo por presuntamente violar una orden de protección.

El 1 de junio, la oficina del alguacil del condado de Douglas reveló que uno de los suyos había sido esposado: la agente Carley Jackson, quien enfrenta cinco cargos criminales, incluidos soborno y mala conducta oficial.

Está acusada de darle un encendedor a un recluso con  la  esperanza de que no  le  contara  a  las  autoridades sobre el intercambio de notas coquetas entre ellos.

Resulta que ella ya tenía una pareja, un prisionero diferente que conoció en la cárcel.

Un comunicado de la oficina del alguacil de Dougco, que señala que Jackson “ya no está empleado en la Oficina del Alguacil”, proporciona lo básico.

El 25 de mayo, “se obtuvo información de que un oficial había introducido contrabando” en el Centro de Detención del Condado de Douglas.

Se inició una investigación y a las 7:15 p.m. el   31  de mayo, Jackson, de  24  años, ingresó  en  la  misma  cárcel por  dos delitos graves (soborno   e intento  de influir en un  servidor público)  y tres delitos menores (mala conducta oficial en primer grado, conspiración e introducción de contrabando en segundo grado).

Jackson fue liberado del centro de detención después de pagar una fianza de $10,000. Hizo una breve aparición en la corte el 1 de junio y debe regresar el 30 de junio.blank

Al compartir los documentos de acusación de Jackson, la DCSO enfatizó que “no se divulgará ninguna otra información en este momento”.

Sin embargo, 9News obtuvo su declaración jurada de arresto, que revela que una búsqueda del 11 de marzo en una unidad de vivienda en la cárcel arrojó una gran cantidad de artículos prohibidos, pero se dice que Jackson omitió mencionar un encendedor desechable que era parte de la recompensa recaudada.

Luego, el 23 de mayo, un recluso le dijo a las autoridades que Jackson le había dado el encendedor cuando amenazó con chillar sobre las notas que ambos habían intercambiado.

Tarde que temprano los trapos sucios de aquellos que se sienten tener poder sobre los más vulnerables sale a la luz y aunque traten de hacer todo lo posible para esconderlo, serán expuestos…

blank

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

EPA Otorga a Denver $500,000 para transformar Federal Boulevard

Read Next

NBA: Comenzaron las Finales