Archivo de la categoría: Cultura

Más acá de la Frontera

Published by:

Por Rosa Kwick

Por Rosa Kwick

* Un juego de niños

Como olvidar cuando pregunté a mi querida amiga Mariquita cómo podía podar mis rosales sin lastimarlos y lograr que salgan nuevos brotes. Ella me pidió unas tijeras y de inmediato se dio a la tarea. Mientras maniobraba los rosales con maestría, me indicó que debe uno cortar exactamente donde Seguir leyendo

Más acá de la Frontera

Published by:

Por Rosa Kwick

Por Rosa Kwick

* El desafío solitario

Cuando te enfermas, siempre habrá un médico que te ayude a mitigar la dolencia, cuando estás de luto por la pérdida de un ser querido, siempre habrá alguien te consuele con palabras de aliento, cuando enfrentas un divorcio, tus familiares cercanos te brindan apoyo incondicional mientras cruzas esa línea de dolor y sales adelante. Sin embargo, cuando Seguir leyendo

Más acá de la Frontera

Published by:

Por Rosa Kwick

Por Rosa Kwick

* Cuando la vejez
es un defecto

En un programa televisivo, observé la siguiente escena: ¡Hijo, deja ya ese juego de video que se nos hace tarde para ir a visitar a los abuelos! He olvidado llamarles y no los hemos visto desde la cena de Acción de Gracias del año pasado. El chiquillo responde sin despegar la vista del juego: Yo no quiero ir. La abuela huele a pipi y el abuelo tiene mal aliento. El padre que mira televisión, mientras da sorbos a su lata de cerveza, deja escapar una estridente carcajada.
Recuerdo un caso doloroso de años atrás trabajando en el negocio de las cuidadoras o (caregivers). Esta señora de edad avanzada y con graves problemas de demencia poseía una casa y dinero de su retiro para sus gastos.

Un buen día su único hijo quién no acostumbraba visitarla, decidió que era el momento en que fuera llevada a un asilo. Él podría vender la casa y pagar algunas deudas y por qué no, también unas merecidas vacaciones. Un día de tantos ella salió de su hogar apoyándose del brazo de su hijo y una pequeña maleta con efectos personales. De los pocos recuerdos que aún tenía, el del hijo era el más vívido.

La casa permaneció cerrada por algunas semanas mientras se hacían los arreglos de la venta. La agente de ventas llegó a poner el anuncio de “se vende” y se encontró con una desagradable sorpresa. Una gata en estado de inanición y casi inconsciente. De inmediato llevó a la gatita a la vejezveterinaria y le salvaron la vida. Poco tiempo después fue adoptada por otra familia. Sin embargo, su antigua ama no tuvo la misma suerte. Cuatro meses más tarde fallece. Solía sufrir ataques de pánico seguidos por una depresión aguda. Pedía a gritos ver a su hijo y que la sacaran del asilo al que nunca se adaptó y tampoco supo la razón por la que se encontraba en ese lugar. El hijo sólo envió algo de dinero para los gastos funerarios. Se encontraba de vacaciones en Hawaii y no estaba dispuesto a regresar por algo que esperaba y que era lógico a ocurrir, la muerte de su madre.

Ocurre con frecuencia que el anciano(a) tenga que vivir con familiares por problemas financieros. Se dan casos en que es tratado con falta de consideración por parte de miembros cercanos de su familia. Hay un abierto rechazo sin disimulo hacia quién consideran que ya no sé da cuenta si es humillado o no.

Los comentarios y las burlas hacia las personas de la tercera edad son hirientes y degradantes: “la abuela apesta”, “tu papá ya nos está robando el oxígeno”, “llévale la cena a su cuarto, me da asco verlo masticar”, “Cuando la abuela se duerme, se le sale la saliva” y podría enumerar muchos más. El defecto vulnera y quebranta especialmente cuando es físico. Llegada la senectud, todas las habilidades perdidas son defectos para algunos y les resulta chocante el tener que velar por esa persona decrépita y senil que nada tiene que aportar.

La vejez se convierte en defecto cuando virtudes tales como belleza, inteligencia, agilidad, prontitud, y sobre todo la capacidad para proveer económicamente a otros se han desvanecido.
Tengamos respeto por nuestros ancianos. Devolvámosles la dignidad y el respeto que nos dieron cuando nos criaron porque como decía mi abuela: “como te ves me vi y como me veo, te verás”. Comentarios a rokwick@cox.net

 

Más acá de la Frontera

Published by:

Por Rosa Kwick

Por Rosa Kwick

 “La que llora
por sus hijos”

Reflexionando acerca de eventos generados por decisiones que se han convertido en un yugo para nuestra comunidad hispana, me vino a la memoria un personaje mítico e inolvidable que desde tiempos inmemoriales de la historia de algunos de nuestros países ha sido parte del folklore y de nuestro bagaje cultural. Me refiero a la famosa Llorona, el ser fantasmal de los mil rostros por la cantidad de leyendas que ha generado.

La Llorona es la protagonista de relatos tales como que ha sido vista en parajes solitarios, a la orilla de ríos y cuya fama llegó al grado de imponer un toque de queda en el México de la Colonia. Se le ha relacionado con la lujuria, el engaño, el desamor y la traición. Se dice en algunas versiones que fue traicionada por el hombre que amaba y eso la condujo a asesinar a sus propios hijos. Ella pena en la oscuridad por la pérdida de esos hijos a los que intentará encontrar hasta el final de los tiempos. Su dolor es perenne.

El origen de la leyenda es desconocido. No obstante, se concluye en que viste de blanco, tiene una larga cabellera negra y su rostro cubierto con un velo se supone aterrador.

Ella llora su pérdida y su eterna soledad.

Las historias difieren pero todas concluyen con la pérdida de esos hijos que ella busca sin descanso. La Llorona es un mito mesoamericano que incluye países tales como Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Uruguay y Venezuela y por supuesto España, nuestro conquistador común.
El mito de la Llorona es tan ancestral como lo es nuestra cultura prehispánica. Ella, en sus tantas representaciones, es la Diosa Cihuacoátl de la cultura mexica, La Pucullén en Chile, la Dama Tapada en Ecuador, la Siguanaba en El Salvador, la Tulivieja para las provincias centrales de Panamá y la Tepesa para las comarcas indígenas.
La Llorona es uno de los fantasmas más discutidos en el antiguo castellano y nuestra presente lengua española.

La Llorona une a todos los países latinoamericanos en un denominador común: la riqueza de nuestras culturas pero para quienes vivimos en este país y la razón por la que pensé en tan singular personaje es porque de alguna manera estamos llorando como ella lo hace, clamando por ayuda para evitar que continúe esta masacre de deportaciones de padres y madres inocentes, cuyo único deseo es trabajar para dar una mejor vida a esos hijos que ya perdieron o están a punto de perder. Vivimos en la oscuridad tal como ella, pero nuestro llanto es callado y discreto.
No podemos gritar: “Ay mis hijos” aunque tengamos el corazón constreñido de dolor.

Somos La Llorona con sus diferentes rostros e historias que a diferencia del mito, son reales y muy dolorosas.

“Ay, Llorona, ay de mi Llorona…Acudo a ti para que aparezcas frente al Capitolio, recuerdes nuestra tragedia al Señor Obama y le digas de nuestra parte, lo siguiente: “Señor Presidente Barak Obama: por favor detenga las deportaciones, busque la manera más inteligente de lograr una reforma migratoria integral, no tome acciones desesperadas que lleven a una solución parcial del problema.

Trabaje con el Congreso para que se convierta en una ley y no una acción unilateral que se llevará el viento cuando venga su sucesor. No más deportaciones, no más separación de familias”.

“Ay, mis hijos y ay por los hijos que quedarán desamparados por la pérdida injustificada de quiénes les dieron la vida”.

Comentarios a: rokwick@cox.net

¿Está usted listo para ser un mejor padre con su hijo en la escuela?

Published by:

Por Miguel Oaxaca

Bueno, pues el verano se acabó y nuestros hijos regresaron a la escuela. Algunos con más ganas que otros, pero todos regresaron. Y yo le pregunto: ¿Está usted listo para la escuela? Y no me refiero si ya compró los útiles escolares; si no que si este año usted ¿está listo para ser mejor padre? Con esto no quiero Seguir leyendo

Entrada gratuita al Museo de Arte de Denver

Published by:

Por Germán González-Flores

Por Germán González-Flores

»ESTE 2 DE AGOSTO

La comunidad en general tendrá la oportunidad de poder disfrutar del arte y de actividades que ofrece el Museo de Arte de Denver sin costo alguno, este sábado 2 de agosto, de acuerdo a la información brindada por Clara Ricciardi. Además de que la admisión es gratuita, se cuenta con el servicio de que también podrán contar con el servicio de contar con un guía en español a las 2 de la tarde.

La familia puede disfrutar del arte, la educación y el convivio con las diversas actividades que ofrece el Museo de Arte de Denver. (Foto de Germán González)

La familia puede disfrutar del arte, la educación y el convivio con las diversas actividades que ofrece el Museo de Arte de Denver. (Foto de Germán González)

“Las familias podrán disfrutar de actividades para todos, incluyendo el centro familiar Just For Fun, y el Rincon de los Niños; además de una serie de juegos bilingües en las galerías. Durante todo el verano, nuestras Mochilas familiares y tubos de arte estarán disponibles todos los días y las actividades de Crea y Lleva están disponibles de martes a viernes hasta el 22 agosto”, añadió la entrevistada.
Además, recalcó que se invita a la comunidad a disfrutar del programa de Verano en 3-D, en donde toda la familia podrá crear una obra de arte en el Estudio de Escultura, mismo que está abierto todos los días con demostraciones especiales de artistas cada fin de semana desde el mediodía hasta las 3 de la tarde.
Entre las actividades para familia están la de visitar el gran dinosaurio rojo; construir su propio caballo a partir de materiales reciclados; hacer un molde igual que los de los escultores del bronce; agregar su historia de verano favorita a nuestra escultura interactiva al aire libre de la Plaza Martin Plaza, y mucho más.

 

 

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: