Tags:
Inspiración

¿Qué es navidad?

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Un saludo lleno de paz y buenos deseos. Haremos un alto en nuestra serie de artículos para emprendedores, empresarios y dueños de pequeñosnegocios, para desear a todos una feliz navidad y a la vez sumar un poco de entendimiento a lo que esta temporada significa y para traer algo desde nuestra esquina de lo es y no es navidad.

Sabemos sobradamente que Jesús no nació en un 25 de diciembre, pero tampoco sabemos a ciencia cierta en que fecha nació, mas estamos seguros y lo documenta la historia que nació, y vivió y murió y resucito. Sabemos que esta sentado a la diestra del Padre y que desde allí gobierna y conviene recordar también que nosotros según lo declara la biblia estamos sentados juntamente con El y desde allí en el ámbito espiritual gobernamos juntamente con El. Esto será tema que ampliaremos más adelante, pero por ahora solo lo daremos por sentado como una verdad expresada en la biblia.

Lo que nos ocupa hoy es el nacimiento de Jesús, ni siquiera vamos a referirnos hoy a su vida, tan solo a su nacimiento. En Isaías 9:6-7 hay una declaración poderosa acerca del nacimiento de Jesús como el hecho que vendría a romper la historia de la humanidad en dos, que nos daría un antes y un después. Allí se dice: 6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

7 Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.
Notemos entonces lo que eso significa para la humanidad:

El niño que nos nació es Jesús, el hombre con propósito, con misión, el cordero de Dios que sería inmolado físicamente habiendo sido ya inmolado desde antes de la fundación del mundo, ese que venia a cumplir la ley, a mostrarnos que aun viviendo en la carne se puede vivir una vida en rectitud. Pero también se nos dice que hijo nos es dado y eso nos lleva a su bautismo, cuando sobre El fueron abiertos los cielos y fue declarada palabra para El desde el cielo diciendo: Este es mi hijo amado, en el tengo complacencia. Allí se dio la adopción, sabemos que allí empezó realmente su ministerio, despego su misión salvífica y de reconciliación de la humanidad con Dios. Pero no solo es eso, el texto también nos da piezas de información para que sepamos lo que significa ese nacimiento para nosotros; aunque quisiéramos referirnos a los nombres que nos da el texto, tendremos que dejarlo para después o no alcanzaríamos a cubrir lo que entendemos ser la carne, la sustancia pura del texto.

Se nos habla allí de un imperio se nos dice que será dilatado y no tendrá limite, que viene con paz, y también se dice allí como esta dispuesto ese imperio, ese gobierno, se le da un trono, el trono de David, dando a entender que es Rey, que está dispuesto en justicia y juicio, nos da además un tiempo diciendo desde ahora y lo enmarca en su duración, diciendo para siempre.

Todo eso es poderoso, pero cuando volteamos a darle una ojeada al mundo no vemos aquello o por lo menos no lo vemos pasando en las naciones, en los gobiernos, en muchos ámbitos de la sociedad, y nos preguntamos obligatoriamente, ¿esta errada la biblia? La respuesta es no, sigue estando correcta, lo que ocurre es que en el texto hay implícito dos estadios de cumplimiento de esta palabra, uno que es el de ya, ese que se cumplió en los que antes no lo conocían y vivían lejos de la ciudadanía, alejados de Dios y de la ley y vivían en el mundo pero luego de que lo oyeron respondieron al llamado, se convirtieron, fueron trasladados del reino de tinieblas al reino de su amado hijo, de vida a muerte, es decir a todos los que hoy estamos bajo su gobierno, algunos se llaman creyentes, conversos, y otros nos llamamos hijos, habiendo hecho ya también la transición de creyentes a hijos con todo lo que so significa.

El otro tiempo o estadio que allí se marca el todavía no, ese en el que viven mucho hoy día, aquel en el que Jesús nació pero para muchos significa regalos, fiesta diversión mundana y carnal pero aun no les amanece la luz en su entendimiento y consideran esta temporada como fiestas, sin que eso les informe de gobierno, del imperio de la justicia, ellos se quedan en la etapa del niño, y están aun sin el hijo, sin la autoridad del Cristo, sin el Señorío de Dios en sus vidas. De esa manera marcha el mundo, con algunos llamados, que respondieron y están en la búsqueda, con otros llamados que se saben escogidos y con otros llamados que aún permanecen sordos, que aun no responden y a los cuales aun no les amanece.

Quisiéramos que cada vez sean más los que responden no solo al llamado sino al diseño de gobierno y autoridad e imperio del cielo. Que le dan cabida a Jesús como niño y a Cristo como el hijo, para que venga entonces el Señorío de Dios a sus vidas.

Me gustaría preguntarle: ¿Sera usted uno de ellos? ¿En qué parte de la raya quisiera estar? ¿En la del ya o en la del todavía no? Hoy mismo acepte a Jesús como su Señor, crea en su corazón que el fue levantado de la muerte y que así ocurrirá también con usted, el día es hoy, no espere más, permita que en esta navidad no solo haya la celebración universal de una fecha, sino que se convierta para usted en la celebración personal del nacimiento del hijo de Dios en su corazón y suyo como hijo de Dios. Si quiere hacerlo solo deme una llamada al número que a continuación le doy, será un gusto poder guiarlo en ese grandioso suceso, le aseguro su vida jamás será la misma; ¿se atreve?

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St
Englewood, CO 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.

Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: