Ultimas Noticias :

Robo de salarios

Jornaleros negociando en uno de los lugares donde se reunen para consegir una ”liebrita”, lo que representa el trabajo por el día, aunque corres el riesgo de que ese día trabajado se pueda convertir en un robo de su salario y no poder proveer sustento a sus familias . (Foto: LPDC/Joel R. Flores).

» EN COLORADO

Tercera Parte

En las dos ediciones anteriores hablamos de la parte legal y de algunas estadísticas sobre los jornaleros y su descendencia, en su mayoría nacidos enel extranjero (88%), latinos (94%) y hombres.

El 69% provenía de México, el 65% eran indocumentados, el 24% tenía fluidez en inglés y el 13% no hablaba inglés. El 40% había completado 6 o menos años de escolaridad.

Los jornaleros tienen una baja tasa de empleo de solo el 73%, que trabajan solo 7 horas por día de trabajo y 17 horas por semana, combinando horas de trabajo y empleo, además de que las horas de trabajo pueden ser largas y no reguladas, con un promedio de salario medio, de $ 15.43 por hora.

En robo de salarios se experimentó con mayor frecuencia en términos de pago insuficiente de acuerdo con el acuerdo de trabajo y la falta total de pago por el trabajo completado.

En la encuesta hecha por Rebecca Galemba, University of Denver, se revelo que:
62% alguna vez ha experimentado el robo de salarios
El 19% experimentó robo de salarios en los seis meses anteriores a la encuesta.
Entre las personas que alguna vez experimentaron robo de salarios:
50% intentó recuperar sus salarios
39% solicitó asistencia para recuperar sus salarios
Entre las diferentes formas de Robo de salarios fue:
El 62% no obtuvo pago o le pagaron menos de lo adeudado.
39% de esas personas que experientarion robo de salario y que alguna vez buscaron ayuda solo fue un 39%
El 50% alguna vez trató de recuperar salarios.
Salarios perdidos en los últimos 6 meses (si alguna vez no se pagaron) $ 388.11
Porcentaje del salario perdido (si alguna vez no se paga) 5.7%
Lesionado en el trabajo en el último año 15%
Las tácticas intencionales de los empleadores para engañar a los trabajadores son entre ellas:
El empleador promete pagarle al trabajador al final de la semana, solo para desaparecer
o no aparecer el viernes. Los jornaleros lo llaman el error de “soñar para el viernes”.
Los cheques rebotan. O los empleadores desaparecen cuando vence el pago. Por ejemplo, o hasta en algunas ocasiones el empleador puede llevar a los trabajadores al banco para cobrar cheques, y pedirles a los trabajadores que vayan al baño, y desaparecen antes de que regresen.
Los empleadores afirman que no han recibido el pago de los supervisores o contratistas y, por lo tanto, no pueden pagar salarios. Y a veces los trabajadores a menudo no conocen el empleador más alto en la cadena para disputar esto o exigir los salarios.
Los empleadores encadenan a los trabajadores en proyectos posteriores con promesas de pago.
Los empleadores pagan a los trabajadores al principio y los trabajadores desarrollan confianza, pero esto puede llevar a los trabajadores a acepta pagos semanales o quincenales, en lugar de diarios. El empleador toma ventaja al cambiar gradualmente al trabajador, no cumplir con el trabajo o acuerdo, o no seguir pagando por completo.
Obstáculos para recuperar salarios
1) Dificultad para encontrar o conocer la información requerida sobre el empleador. En relaciones laborales con múltiples capas de subcontratación, esto es muy común en la construcción.
2) Los empleadores también pueden clasificar erróneamente a los trabajadores como contratistas independientes para que carezcan de recursos bajo las leyes de salarios y horas. Estas clasificaciones por lo general no resisten el escrutinio legal, pero se convierten en dificultad para los trabajadores y poder disputar. Muchos jornaleros solo saben quién los contrató y no contratistas más arriba en la cadena de empleo. También pueden tener poca información sobre el empleador, la compañía o un proyecto de construcción más grande.
3) Empleadores que son lo que los abogados llaman “prueba de juicio”, lo que significa que son insolvente, tener empresas que son delincuentes o huir del estado.
En un caso, un trabajador tuvo un juicio por casi $ 70,000 por un accidente laboral, salarios no pagados y multas del empleador no tener seguro de compensación para trabajadores. Sin embargo, el trabajador nunca recibió su dinero porque el empleador resultó imposible de localizar.
4) Miedo a denunciar incidentes o falta de confianza o acceso al sistema legal.
5) Temor de ser hostigado o represaliado por los empleadores.
Continuará en la siguiente edición…

0 Reviews

Write a Review

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Gloria Trevi en Denver

Read Next

Sin transparencia y lentitud

Leave a Reply

Your email address will not be published.