• April 23, 2024

Ultimas Noticias :

Se incrementan permisos para portar armas de fuego ocultas

Más y más residentes de Colorado que portan armas de fuego ocultas obtuvieron permisos superando los niveles previos a la pandemia.

A pesar de que la práctica está siendo objeto de restricciones por parte de algunos municipios, la cantidad de habitantes de Colorado que obtuvieron permisos para portar armas ocultas (CHP) en el 2022 todavía superaron los niveles previos a la pandemia.

 

Estas restricciones locales a los derechos de armas son posibles después de que el gobernador Jared Polis firmara el proyecto de  ley 256 del Senado en 2021.

La nueva ley anuló décadas de preferencia estatal y permite que los gobiernos locales administren sus propias leyes de armas, pero solo mientras sean más restrictivas que las existentes del nivel estatal, lo que significa que la ley solo permite un incremento unidireccional en lugar de un verdadero control local.

 

Hasta la fecha, varias comunidades han logrado aprobar leyes que prohíben el porte oculto en edificios o parques de propiedad pública, incluidos Denver, Boulder y Broomfield.

 

La Ciudad de Edgewater originalmente incluyó tal prohibición en un paquete más amplio de ordenanzas potenciales, pero se retractó después de una gran protesta pública.

 

Tal mosaico de leyes hace que sea difícil para los propietarios de armas saber dónde pueden y dónde no pueden llevar sus armas ocultas mientras viajan por el estado, y es una de las razones por las que la legislatura originalmente aprobó la preferencia sobre las leyes de armas.

Sin embargo, a excepción de un aumento en los permisos emitidos en el 2020 y el 2021 en el apogeo de los bloqueos de COVID y a raíz de los disturbios de George Floyd, la cantidad de nuevos residentes de Colorado que optaron por pasar por el proceso para portar armas ocultas legalmente sigue subiendo.

Según datos recientes publicados recientemente por los alguaciles del condado de Colorado, en el 2022 se emitieron 27,031 nuevos permisos de porte oculto en todo el estado, y se renovaron otros 26,622 permisos existentes. Eso es menos que en el 2020 y 2021 cuando los permisos se dispararon en Colorado y en todo el país, pero es un aumento del 14 por ciento con respecto al 2019 (23,250) y un aumento del 6 por ciento con respecto al 2018 (25,643).

Según el Centro de Investigación para la Prevención del Crimen, poco más del 15 por ciento de la población de Colorado de 21 años o más tiene un permiso de porte.

 

Capacitar a una industria en crecimiento

El representante Gabe Evans, republicano de Fort Lupton, dijo que no está sorprendido por el aumento considerando que las tasas de criminalidad de Colorado se encuentran entre las más altas de la nación en varias categorías, que incluyen delitos violentos y robos de automóviles.

Evans, quien fue teniente de policía de la ciudad de Arvada e instructor de permiso de armas ocultas, dijo que la demanda de clases ha sido tan alta que la compañía para la que trabaja a tiempo parcial tuvo que contratar a un instructor adicional a tiempo completo en su ubicación.

“Tuvieron que contratar a alguien solo para mantenerse al día con la demanda de personas que están muertas de miedo porque el crimen violento de Colorado simplemente no está disminuyendo”, dijo Evans, y agregó que un número “sustancial” de nuevos aprendices son mujeres, y en particular mujeres agentes inmobiliarios “Piénsalo”, dijo Evans.

“¿Quién es vulnerable? Una mujer que conoce a una persona extraña que conoció a través de Internet, sola, en una casa vacía”.

Todo esto ocurre incluso cuando las leyes de Colorado sobre permisos de portación oculta de armas son más estrictas en comparación con muchos otros estados.

Veinticinco estados no requieren un permiso para portación oculta de armas, siempre y cuando el portador sea un adulto que pueda poseer legalmente un arma de fuego.

En Colorado, que es lo que se conoce como un estado de “expedición”, los solicitantes  de  permisos  deben  pasar  una verificación de antecedentes penales y una clase de entrenamiento con armas de fuego por parte de un instructor certificado, y deben tomarse en persona.

A los alguaciles se les permite cierto margen de maniobra para denegaciones o revocaciones si creen que el solicitante es un peligro para ellos mismos o para los demás.

Los permisos generalmente son emitidos por los alguaciles del condado elegidos individualmente, aunque en Denver es a través del departamento de policía, y dependiendo de dónde viva, el proceso podría completarse en unas pocas semanas o muchos meses.

Por ejemplo, en Denver, hay largas esperas porque los solicitantes deben programar citas para la toma de huellas dactilares y luego esperar más tiempo para que se procese la solicitud.

A veces es hasta 9 meses o más antes de que se emita el permiso.

A pesar de las restricciones a los derechos de armas, la cantidad de habitantes de Colorado que adquirió permisos de para portar armas ocultas, el 2022 todavía superó los niveles previos a la pandemia.

Mientras que en el condado de Weld, donde no se requieren citas y el alguacil procesa las solicitudes mucho más rápido, se puede emitir un permiso en solo unas pocas semanas. Como resultado, Denver, con una población de 711,000 habitantes, informó 2,613 solicitudes presentadas en el 2022, mientras que el condado de Weld, con la mitad del tamaño, 340,000, informó casi el doble de solicitudes presentadas con 4,254.

Asimismo, el costo también puede ser prohibitivo. En Denver, un permiso cuesta $152.50, mientras que en el condado de Weld cuesta $52.50. El condado de Weld, que es el noveno condado más poblado, emitió la tercera mayor cantidad de permisos en el 2022 (4,254), solo detrás de los condados de El Paso y Arapahoe.

 

Respetuosos de la ley

En una carta abierta al Concejo Municipal de Denver antes de la aprobación de la prohibición de los parques de la ciudad, David Kopel, director de investigación del Instituto Independence* y profesor adjunto de derecho constitucional avanzado en la Facultad de Derecho Sturm de la Universidad de Denver, señaló que las armas de fuego ocultas los titulares de permisos se encuentran entre los ciudadanos más respetuosos de la ley, presentando datos que muestran que un adulto con un permiso tiene aproximadamente 39 veces menos probabilidades de ser arrestado por un delito que un adulto sin uno.

“Las únicas personas que se molestan en pasar por el oneroso proceso son las personas que están tan preocupadas por el cumplimiento legal que gastan recursos significativos solo para obtener una tarjeta del gobierno que les permita hacer legalmente lo que podrían hacer de todos modos, gratis y con muy poco dinero, bajo riesgo de ser atrapado”, dijo Kopel.

Evans dijo que mientras los demócratas en la legislatura sigan teniendo una gran mayoría, así como en la oficina del gobernador, él cree que solo empeorará, citando los últimos años de legislación que ha llevado a tasas más altas de criminalidad y al mismo tiempo un creciente deseo de desarmar a los ciudadanos.

“Son las mismas emociones que tuve cuando era oficial de policía”, dijo Evans sobre sentirse impotente para detener a sus colegas. “No puedo hacer mi trabajo debido a cómo la legislatura me está esposando y esposando a la seguridad pública. Pero con los números como están en el capitolio estatal, van a votar como dicta el gobernador y desafortunadamente eso resulta en un Colorado menos seguro”.

Con información de Complete Colorado.

Read Previous

Estamos en lucha por nuestras vidas

Read Next

Suncor produce más contaminación que otras refinerías similares