¿Guerra Espiritual?

Por Pastor Pedro H. Gonzalez

La semana pasada expusimos de forma puntual el tema de la gran comisión y demostramos que el mandato que allí se nos encomendó fue orientado buscando que se discipular las naciones no que se discipulado en las naciones.

Hoy quiero referirme a un tema que hace mucho ruido en las congregaciones actualmente  pero que se debe revisar a fondo para una correcta implementación de lo enunciado en Efesios 6: 10-12 “Por lo demás hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestidos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de  maldad  en  las  regiones  celestes”.

Hay que notar que estos campos de batalla, son diferentes escalas de administración de las polis o las ciudades y de las naciones, por eso se nos pide distinguir que no es contra carne ni sangre, es de hecho contra políticas administrativas, ciertamente implementadas por  hombres pero como administradores de las tinieblas de este siglo.

Esas tinieblas a las que se refiere la biblia nos hablan de “ignorancia” y así es como el sistema administra las polis, es decir las ciudades y naciones, desde la ignorancia.

La palabra cosmos en la biblia se refiere a un sistema y en el  original griego se  encuentra  como kosmokratoras que significa los poderes de este mundo.

La pregunta obligada es a dónde nos lleva el  texto?  La  respuesta   es: A identificar  que  hay  alcaldes, gobernadores, presidentes,  jueces, legisladores y otras sillas de poder que administran las ciudades y que  esas sillas están ocupadas por gente  ignorante de la palabra  de Dios, de sus diseños y deseos; es decir de la voluntad de Dios.

Esa es la verdadera guerra espiritual que hoy se nos plantea. Ocupar los lugares altos (lugares celestiales?) o de poder con gente espiritual, que conozca de Dios, que conozca a Dios y que sea  conocida  por  Dios. Esta  es la gente que debería  estar  gobernando, haciendo leyes, ejecutando leyes y administrando las polis, Asi veriamos naciones discipuladas, así veríamos los diseños de Dios en acción.

Hemos sido engañados, se nos ha hecho creer que regando aceite sobre las ciudades, yendo a gritar desde las montanas o sembrando biblias en los jardines de los sitios de gobierno, las cosas, las leyes y el sistema van a cambiar,  cosa  que  además  de  descabellada es  absolutamente inutil excepto por descargar  la  conciencia de aquel que vota por inicuos y luego se va a hacer tales cosas.

Nuestra guerra espiritual es enterarnos de las leyes, discernir si cumplen la voluntad de Dios y sus diseños, copar los montes de influencia de la sociedad con gente espiritual.

Iglesia, familia, gobierno, finanzas, educación, multimedia, arte y entretenimiento, son esos montes que los hombres y mujeres de Dios están llamados a copar.

En 2 Timoteo 3:16-17 se nos da el manual de cómo ejecutar la gran comisión.

Urge que la iglesia se tome en serio el rol al que fue llamada y el cual está esperando la creación toda.

Amados este es  el tiempo de despertar, es tiempo de pensar más a la manera de Dios y menos  a la manera de la denominación, Cristo no vino a formar  una  denominación  sino Su iglesia, el vino para destruir las obras  del diablo y ya  lo  hizo, que  estamos esperando para notificarle eso al mundo?

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St Englewood, CO 80113. Tel: 720-218-3890

Horarios de servicio Domingos 12:30:00 pm Busquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.

 

Le esperamos!

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Broncos homenajearon a Peyton Manning

Read Next

Los Broncos de Denver regresaron a las mieles de la victoria